El PIB baja un 0,3% en el tercer trimestre y un 1,6% en tasa interanual

La demanda externa atempera la caída del PIB

El PIB descendió un 0,3% en el tercer trimestre del año en tasa intertrimestral como consecuencia del fuerte bajón del consumo doméstico. No obstante, el ritmo de caída se suavizó respecto al segundo trimestre, que fue de un 0,4%, gracias al tirón de la demanda externa y al anticipo a septiembre de las compras por el alza del IVA. El PIB interanual no caerá este año un 1,7% como inicialmente se estimaba, sino que lo hará en torno al 1,3% o 1,4%.

El Producto Interior Bruto de España descendió un 0,3% en el tercer trimestre del año en tasa intertrimestral como consecuencia del fuerte bajón del consumo doméstico. No obstante, el ritmo de caída de la actividad se suavizó respecto al segundo trimestre, que fue de un 0,4%, como consecuencia básicamente de dos factores: el tirón de la demanda externa, cuya confirmación está en los datos de ventas al exterior y la práctica eliminación del déficit por cuenta corriente, y en el crecimiento del empleo en la industria ya detectado por la Encuesta de Población Activa, y en un anticipo a septiembre de las compras de los hogares y las empresas ante la subida del IVA en septiembre.

No obstante, sobre este dato hay que poner cierta cautela, ya que las ventas minoristas siguen cayendo y en septiembre han registrado la mayor caída interanual desde que se inició la crisis, y bien podría deberse precisamente a la subida del IVA, que haya castigado la demanda interna.

Sea como fuere, el perfil de la recesión cambia respecto a la estimación inicial. El PIB interanual no caerá este año un 1,7% como inicialmente se estimaba, sino que lo hará en torno al 1,3 o 1,4%, según los últimos cálculos. En el tercer trimestre el descenso ha sido del 1,6%, tras acumular cuatro trimestres consecutivos de fuerte descenso; pero en el cuatro trimestre, si el avance trimestres (descenso) es igual que en el tercero, la caída del PIB interanual del año natural 2012 será del 1,3%.

Hay analistas que consideran que la suavización de la recesión en esta segunda parte del año, cuando estaba inicialmente estimada una profundización de la misma, puede retrasar el ajuste hasta el año 2013, en el que se contempla aún descenso de la actividad. De momento sólo el Gobierno limita la caída interanual del PIB de 2013 al 0,5%. El consenso de los analistas hablan de un retroceso de la producción de al menos el 1,5% en 2013.