Gastronomía

Sabores intensos y mestizos

La cocina indonesia aúna lo asiático y lo europeo, aliñado con especias picantes o dulces

Has tomado arroz?, es la fórmula que utilizan los indonesios para referirse a "¿has comido ya o lo hacemos juntos?". Este cereal es el acompañamiento perfecto de cualquier plato de este país compuesto por 17.000 islas, y que se combina con alimentos dulces, salados o ácidos.

La cocina indonesia se caracteriza por una gran variedad y un auténtico espectáculo de colores, aromas y sabores, desde lo más picante a lo más dulzón. En ella se aprecian las influencias del sudeste asiático, India y China, y toques de la gastronomía europea, que llevaron los navegantes portugueses, españoles y holandeses.

Sus numerosas islas, que van desde Sumatra hasta Papúa, sus 300 etnias, 700 idiomas y diferencias culturales enriquecen una extensa oferta que recientemente pudo degustarse en el Meliá Princesa de Madrid durante unas jornadas gastronómicas celebradas por la Embajada de_Indonesia y la cadena hotelera.

La estética es muy valorada en la presentación de los platos. Utilizan variedades de cestas y hojas de frutas para realzar los sentidos en la mesa.

Una comida habitual consta de una sopa (famosas son las de pollo y rabo de buey), una ensalada y un segundo de carne o pescado. En el centro de la mesa se coloca el arroz. Este lo cuecen solo y después cada comensal lo revuelve a su gusto con las diferentes salsas (soja, dulce, picante, ajo...) o ingredientes que lo acompañan en cuencos (verduras, carnes o pescados).

Una de las recetas más típicas es el nasi goreng, plato que combina arroz con leche de coco, lentejas en salsa de soja, variedades de coles y carnes guisadas en salsa con especias, huevo frito y algo de pescado. Otras especialidades muy populares son los fideos asados, que se denomina mie goreng, y el gado-gado, un plato de verduras con salsa de cacahuete.

Sus frutos exóticos como los durianes, inconfundibles por su fuerte y particular olor, el rambután, las guayabas, los mangos, las papayas, los aguacates, lichis y muchos más, dan vida a platos como el buak, una ensalada de frutas cítricas, gelatina, jarabe, arroz triturado y leche condensada. Además, la gran variedad de frutas del país permiten que los viajeros disfruten a diario de deliciosos zumos y batidos de frutas tropicales.

En muchas de las recetas típicas se utiliza sambal, condimento elaborado a partir de diversos pimientos y chiles que puede llegar a ser muy picante para los no iniciados. Existen más de 300 variedades de sambal, entre las que destacan: asam, bajak, manis (medio dulce) y tawling (el más picante). Los condimentos más comunes en la gastronomía indonesia son las especias, entre las que destacan el jengibre, chile, la cúrcuma, el galangal y candlenut y las hierbas como albahaca de limón, cymbopogon y pandan.

Mientras encuentra hueco para visitar Indonesia puede degustar su cocina en los restaurantes barceloneses Betawi y Gado-Gado, o en Denia, en Indonesio Holandés 43.

Imprescindibles

El lema de Indonesia es bhinnwka tunggal ika, unidad en la diversidad. En Yogyakarta no puede perderse Borobudur (el monumento budista más grande del mundo), Prambanan (conjunto hinduista de 240 templos dedicados a Shivá- o el Kraton) o el palacio donde vive el sultán Sri Sultán Hamengkubueono X.

En Bali, el Templo hinduista Tanah Lot, el Uluwuatu, sobre un acantilado de 75 metros; un paseo por los arrozales o ver en la playa de Jimbarán una procesión de balineses con sus trajes de ceremonia. En ambos, la cadena cuenta con dos hoteles, Meliá Purosani y Meliá Bali, en los que podrá degustar una excelente cocina de la mano de sus dos chefs, Robertus Wisnus y Koderko Prasetyo