Opinan sobre Windows 8

¿Cómo ven los analistas el nuevo movimiento de Microsoft?

Microsoft lanzó ayer una nueva edición de Windows, bautizada como Windows 8. Según la compañía, la más ambiciosa desde la presentación de Windows 95, y con la pretenden llegar a los próximos 1.000 millones de usuarios. ¿Qué opinan los analistas? ¿Creen que tendrá éxito en su propósito?

Windows 8 puede marcar un antes y un después en la historia de Microsoft. La compañía, de hecho, habla de nueva era y de una ola de innovación sin precedentes cuando se refiere a los lanzamientos estratégicos que hizo ayer, con Windows 8 a la cabeza y su tableta de marca propia, Surface.

CincoDías ha recogido la opinión de algunos expertos para pulsar cómo ven el movimiento estratégico del gigante del software y han respondido a tres preguntas:

1. ¿Qué novedades aporta Windows 8 al mercado?

2. ¿Qué éxito prevén para el nuevo sistema operativo?

3. ¿Cómo repercutirá en Microsoft?

José María López. Director de Análisis de Penteo

1. Windows 8 aporta como novedad fundamental la convergencia de entornos de trabajo, de forma que la experiencia de usuario tienda a ser similar entre diferentes dispositivos (PC, tablet y cuando se presente, la edición 8 de su Windows Phone). Tal vez menos novedoso, pero reseñable en el caso de Microsoft, es la apuesta de este sistema por una interacción más estrecha con la nube. Y en este caso, parece que el sistema tendrá gran calidad desde su lanzamiento.

2. Probablemente, el futuro de la compañía va en ello, mucho más que en otros momentos de su historia, que le ha permitido tener algunos fracasos. Ahora, sin embargo, se presenta con un sistema que, por la exigencia de entrar de lleno en el campo de la movilidad y de los nuevos dispositivos, no tiene más remedio que ser rupturista con sus usuarios tradicionales. Probablemente les convencerá (tiene una buena base en el entorno empresarial, con Office como "gancho"), pero no se empezará a ver hasta bien entrado 2013.

3. Para Microsoft, el lanzamiento de Windows 8 es algo así como un "ahora o nunca". Sigue siendo una compañía de abultados beneficios, pero un modelo conservador y bastante burocratizado le ha hecho perder el paso en medio de un paradigma que no ha cambiado en tan poco tiempo como para justificar su falta de agilidad, sobre todo teniendo en cuenta su posición dominante tradicional. El nuevo sistema, si es aceptado, si trata bien a los socios de hardware, si facilita un ecosistema de aplicaciones para el mismo, si logra hacer entender sus versiones (Pro, RT), simplemente mantendrá a la compañía en un mercado radicalmente diferente.

Rafael Achaerandio García. Director de Análisis de IDC

1. Fundamentalmente, la introducción de la plataforma Metro, multidispositivo, ofreciendo una misma y única experiencia de usuario en múltiples equipos.

2. En el entorno PC, las migraciones serán progresivas y aseguraran el dominio de Microsoft. En tabletas, irrumpe un gran competidor para Apple. Y, en smartphones, se espera llegue a ser la segunda plataforma en pocos años.

3. Es una gran apuesta con poco margen de maniobra. Debe salir bien si quiere mantener su predominio.

Jaime García Cantero. Analista independiente

1. Windows 8 permitirá dispositivos híbridos que combinen lo táctil con el uso tradicional vía teclado y ratón y propone una experiencia integrada tanto en dispositivos móviles (tabletas y smartphones) como en PC. Lo más novedoso desde el punto de vista del usuario común es la nueva interfaz gráfica inicial (originalmente llamada Metro), muy visual pero para mi gusto mucho mejor para el uso táctil que para la utilización con ratón.

2. Yo separaría RT (la versión para smartphones y tabletas) de la versión para PC. En el entorno de plataforma móvil, el éxito dependerá de la capacidad de Microsoft de crear una comunidad que genere aplicaciones para este ámbito porque al competir con entornos tan consolidados y con tantísima oferta de apps como iOS ( Apple) y Android ( Google) no tendrá nada fácil esa batalla.

En el entorno de PC, quitando la interfaz inicial (Metro), no veo muchas novedades sobre Windows 7 al menos no suficientes para una migración inmediata. Por eso, creo que el factor de éxito sería ser capaz de migrar la todavía importante base instalada de versiones anteriores (Vista y sobre todo XP). Por supuesto el éxito de nuevos dispositivos hardware que aprovechen al máximo las capacidades híbridas (táctil y teclado con ratón) será clave para el propio éxito del sistema operativo.

3. Creo que es un punto de retorno para la compañía y su éxito será clave en la evolución de la compañía; muchos hablan de Windows 8 como la última oportunidad de la compañía en el entorno móvil que tradicionalmente se les ha atragantado. Yo veo Windows 8 como la prueba que dirá si Microsoft está preparada o no para la era post-PC