Los expedientes no pactados se disparan un 91%

Los ERE afectaron a casi 300.000 personas hasta agosto, un 53% más

Entre enero y agosto casi 300.000 trabajadores se vieron afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE), lo que supuso un incremento del un 53,3% en comparación con el mismo periodo de 2011. La suspensión de empleo fue la más utilizada, para 188.969 personas. La reforma laboral ha propiciado que los ERE no pactados crezcan un 91% y los que alegan causas económicas, un 105%.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, tras un Consejo de Ministros.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, tras un Consejo de Ministros.

Entre enero y agosto casi 300.000 trabajadores se vieron afectados por un expedientes de regulación de empleo (ERE), lo que supuso un incremento del un 53,3% en comparación con el mismo periodo de 2011, según los últimos datos del Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Empleo.

De los tres tipos de ERE existentes (despido, suspensión temporal de empleo y reducción de jornada) el más utilizado hasta agosto ha sido el que suspende por un tiempo el empleo de los trabajadores y luego lo recuperan, que afectó a 188.969 personas, el 63% del total; este colectivo fue también el que más creció en los ocho primeros meses del año, un 70%. La segunda modalidad de ERE más utilizada fue la de la reducción de jornada, con 59.484 afectados, dos de cada diez del total, tras incrementarse un 42% este año. Finalmente, los afectados por despidos colectivos sumaron 50.841 trabajadores, un 21% más.

La clarificación de las causas económicas en los despidos colectivos en la reforma laboral (tres trimestres consecutivos de caída de ingresos o ventas, comparándose cada uno de estos periodos con el mismo del año anterior) ha propiciado que los ERE en los que se alegaron dichas causas se hayan disparado un 105% en los ocho primeros meses en relación al mismo periodo de 2011, hasta sumar 15.790 expedientes, el 71,7% del total de expedientes registrados en el periodo.

Otro claro efecto de la reforma -que ha eliminado la autorización administrativa y, por tanto, ya no se requiere el acuerdo entre las partes para garantizarse dicha autorización- ha sido el fuerte incremento de los ERE no pactados, que aumentaron un 91,2% hasta los 2.169 expedientes. Si bien siguen siendo mayoría los que están avalados por el acuerdo entre empresa y trabajadores. Estos últimos afectaron a 261.501 asalariados y los 37.520 restantes estuvieron incluidos en un ERE no pactado.

La mayor parte de los trabajadores que se vieron inmersos en un ERE durante los ocho primeros meses desempeñaba su actividad en la industria (159.174, casi un 48% más que en igual periodo de 2011) y los servicios (105.240, +70,1%). En la construcción, los afectados ascendían a 32.106 (+38,4%) y en la agricultura, a 2.501 (+4,7%).