Acuerdo entre Repsol y Castrosúa

Las flotas de autobuses urbanos, aún más ecológicos

Repsol y Castrosúa presentan el primer híbrido del mundo que combina motor eléctrico y autogas.

El Tempus Autogas, la tercera generación de autobuses híbridos de Castrosúa presentada ayer en Ifema en Madrid, es el primer vehículo del mundo que combina un motor eléctrico con otro de autogas. Es una tecnología puntera "desarrollada en exclusiva por dos empresas españolas, Repsol y Castrosúa y por la que ya se están interesando en países como Brasil o Perú", tal y como explicó a Cinco Días David Fernández de Heredia, gerente de Autogas en la Dirección de Productos de Repsol.

La principal novedad de este híbrido es que los dos motores no funcionan en paralelo sino en serie. Esto quiere decir que el motor de autogas no sirve para alimentar al vehículo cuando la batería cae sino exclusivamente para recargar la mencionada batería. El vehículo se mueve exclusivamente con energía eléctrica. "La batería tiene dos modos de recargarse: por un lado, se puede enchufar a la red una vez parado pero por otro, cuando el autobús está en movimiento y la carga baja de un determinado nivel, entra en funcionamiento el autogas, que recarga la batería", explica Fernández de Heredia. El vehículo incorpora tecnología de General Motors y Siemens.

El consejero delegado de Castrosúa, Juan Luis Castro, detalla que, mientras que la autonomía del autobús funcionando como eléctrico puro, es de 60 kilómetros, con la recarga de autogas, alcanza los 300 kilómetros. "Su nicho de mercado fundamental son las ciudades intermedias, por las distancias y las necesidades a cubrir", detalla Castro.

Ahorro de emisiones y de combustible

El consejero de Castrosúa apunta que la inversión inicial en este tipo de autobuses en "entre un 25% y un 30% superior a un vehículo tradicional". Sin embargo, la amortización "se realiza a medio plazo por el ahorro de combustible y por el ahorro en mantenimiento". Castro asegura que el motor eléctrico dura más que uno convencional y que su eficiencia energética es mayor.

Según los datos facilitados por Repsol, la tecnología del Tempus Autogas permite "unos ahorros en combustible respecto a un vehículo tradicional de hasta un 40%, en función de la línea que cubra el vehículo y su grado de funcionamiento. Además, ofrece la supresión de ruidos y reducciones muy significativas de las emisiones contaminantes de NOX (óxidos de nitrógeno), y de CO2 , de acuerdo con las pruebas realizadas según la metodología utilizada en el Proyecto Clima de la Oficina Española de Cambio Climático, del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente".

"El nuevo vehículo híbrido de transporte urbano de pasajeros representa una oportunidad para las administraciones públicas en su esfuerzo por lograr una movilidad sostenible en las ciudades y abaratar los costes de operación. El Tempus reúne estas características, lo que le hace beneficiario de ayudas públicas de hasta 30.000 euros por vehículo", dijeron.

Completa la oferta de estaciones de servicio

Repsol apuesta por el autogas como combustible eficiente y alternativo para "completar su gama de combustibles". Su propuesta estrella es llevar este carburante a todas sus estaciones de servicio pero para ello, es importante aumentar la red de vehículos que necesitan esta tecnología.

La empresa trabaja además, en este sentido, con "fabricantes de vehículos para aumentar el uso de autogas en los híbridos y para que estos fabricantes vendan más vehículos impulsados por este combustible", apunta Fernandez de Heredia, de Repsol. Junto a esta iniciativa, "la compañía está trabajando con las asociaciones de importadores de equipos para crear un tejido empresarial profesionalizado", afirmó. "Es cuestión de animar a los fabricantes para que estén ahí, en esta tecnología", dijo.