Kim 'Doctom' lanzará a finales de año una web llamada Mega

Megaupload se sube a la 'nube' de la legalidad

El fundador de Megaupload lanzará a finales de año un nuevo portal llamado Mega que estará apostará por el alojamiento de los archivos en la nube y en principios legales.

Cuando la batalla contra las webs de descargas ilegales aún no se ha enfriado, los gestores de páginas como The Pirate Bay y la extinta Megaupload trabajan en las páginas de enlaces del futuro. Una apuesta por los servicios de alojamiento de la nube y por la legalidad, que pretende evitar nuevas denuncias e investigaciones por la violación de los derechos de la industria cinematográfica y musical.

El fundador de Megaupload, Kim 'Dotcom' Schmidt, ha avanzado las claves de su nuevo servicio, que tendrá por nombre Mega y que será lanzado a finales de año. El heredero del mayor portal de descargas ilegales del mundo aprovechará al máximo las posibilidades de los servicios de almacenamiento de datos en internet y permitirá, de la misma forma que su predecesor, que los usuarios compartan sus archivos.

Mega sigue el mismo rumbo anunciado semanas atrás por The Pirate Bay, que recientemente ha renovado su infraestructura y ha trasladado todos los archivos a servicios de almacenamiento en la nube. Una decisión que además de ahorrarle dinero, deja de tener que costear servidores físicos, aleja a la plataforma de problemas legales al poder alojar los documentos en cualquier servicio de almacenamiento online del mundo.

La gran diferencia entre el clausurado portal de Megaupload y Mega será el cifrado de los archivos a través de una contraseña que utilizará un algoritmo denominado 'Advanced Encryption Standard'. Así, si un usuario quiere compartir un archivo con otro deberá ofrecerle ese dato y nunca, ni los gestores del portal ni los proveedores del servicio en la nube, podrán tener acceso a las claves del descifrado. "Cualquier cosa que se cargue en Mega va a permanecer cerrado y sin acceso a su contraseña", declaró su creador al portal Wired.

'Doctom' y su socio Mathias Ortmann buscan la legalidad de su nuevo proyecto, para lo que se han rodeado de un equipo de abogados que les asesoren en cuestiones legales. Con esta decisión, el equipo evita tener cualquier tipo de responsabilidad respecto a los contenidos e incluso se ha mostrado dispuesto a colaborar con las compañías discográficas y las distribuidoras cinematográficas.

El usuario es el responsable

La responsabilidad de la copia de un archivo protegido por la propiedad intelectual, sea del formato que sea, solo recaería así en los usuarios internautas. Mega tendrá además la capacidad de replicar los archivos en servidores repartidos en distintos países para evitar que los problemas de uno de ellos no afecten a la información subida por los clientes.

El futuro portal se enfrentará aún más con las pretensiones de la industria cinematográfica y musical dado que los propietarios de los derechos de los archivos se verán obligados a denunciar uno por uno los archivos que violan el copyright de sus productos. Esta estrategia aprovecha la actual legislación de privacidad que protege el derecho de los usuarios a que sus datos sean privados. Según ha declarado 'Doctom' la única manera de detener este servicio sería declarar el cifrado de datos ilegal, algo que iría en contra de la Carta de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos dado que "la privacidad es un derecho humano básico".