El presidente de Oracle dice que seguirán invirtiendo en España

Mark Hurd: "Nuestros sistemas integrados son el iPad para las empresas"

Mark Hurd, presidente de Oracle, ha visitado hoy Madrid, donde ha repasado la estrategia del gigante de las bases de datos. El directivo aseguró que su compañía seguirá invirtiendo en Europa; también en España, donde planean contratar más técnicos para el área comercial.

Mark Hurd, presidente de Oracle
Mark Hurd, presidente de Oracle

Un año después de ser nombrado presidente de Oracle, Mark Hurd ha visitado España. El directivo, en un encuentro con periodistas, explicó que su compañía "seguirá invirtiendo en Europa y en España, a pesar de las dificultades económicas por las que atraviesa; vemos oportunidades importantes para seguir invirtiendo en la región", subrayó.

Hurd explicó que Oracle, que cuenta en la actualidad con 120.000 empleados en todo el mundo, ha mejorado significativamente su fuerza de ventas, especialmente en personal de soporte técnico preventa y "seguiremos contratando personal en todo el mundo. También en Europa y España". El directivo no precisó cuántas contrataciones prevé hacer la compañía.

El presidente de Oracle defendió el portafolio de productos de su compañía -"somos, según Gartner, la empresa con más cantidad de productos líderes"- y las cuatro líneas estratégicas que han definido para impulsar su negocio: ofrecer los mejores productos y soluciones en cada una de las capas tecnológicas, realizar una integración vertical de los productos desde la fase de diseño y desarrollo, la creación de aplicaciones sectoriales "en las que estamos invirtiendo un 10% de nuestro I+D" y una apuesta por el modelo cloud, "donde ofrecemos el software, la plataforma como servicio y la infraestructura".

Apuesta por el hardware

Pese a que el negocio de hardware de Oracle, un área al que llegó la compañía con la compra de Sun Microsystems en 2010, ha ido cayendo trimestre a trimestre (un 24% en el primero del año), Hurd apuntó que siguen apostando por este negocio. Precisó, eso sí, que están descontinuando todos los productos de gama baja de Sun, al ser los que menos valor aportan. "Nos hemos centrado en sistemas de mayor valor añadido, como los sistemas de ingeniería conjunta [los Exadata y Exalogic], donde el hardware y el software se desarrollan conjuntamente desde el proceso de diseño".

En este punto, Hurd llegó a decir que "los sistemas integrados de Oracle son para la empresa como el iPad para el mercado de consumo", ya que simplifican mucho la gestión de las TI a los clientes. El directivo defendió igualmente que la estrategia de la compañía de vincular software y hardware con los sistemas "no ata a los clientes; eso es una tontería que se han inventado la competencia", aseguró, mientras defendió el carácter "abierto, compatible e integrador" de las tecnologías de Oracle. "A los clientes les damos la oportunidad de elegir y no tiene que deshacerse de lo que ya tiene", subrayó.

Nuevo centro de datos en Europa

Hurd, que también habló de movilidad y de las capacidades sociales que le han dado a su nueva generación de bases de datos, explicó que Oracle planea abrir nuevos centros de datos en Europa en su clara apuesta por la nube. "Actualmente tenemos dos centros, y la idea es abrir un tercero", dijo, sin querer desvelar cuál será su ubicación.

Esta decisión parece tener mucho que ver con la legislación europea respecto al cloud, ya que es más restrictiva que la estadounidense. En este sentido, Hurd dijo que habrá que ver cada aplicación por separado [la legislación europea no permite que ciertas aplicaciones estén fuera de Europa] y añadió que lo que importa no es tanto la ubicación sino las soluciones. "De cualquier modo, trataremos de hacérselo lo más fácil posible al cliente".