Uno de cada diez euros prestado por la banca tiene difícil recuperación

La tasa de morosidad se ha multiplicado por 12 desde el inicio de la crisis

La morosidad de la banca española ha superado la barrera del 10%. En agosto, la proporción de créditos de dudoso cobro alcanzó el 10,5% del total, según los datos que acaba de publicar el Banco de España.

Hay noticias que, aunque esperadas, siguen produciendo un escalofrío en quien las lee. El sector financiero español sabía desde hace meses que superaría el máximo histórico de tasa de morosidad (que databa de febrero de 1994) y así ocurrió cuando se publicaron los datos del pasado mes de junio. Ayer, cayó una nueva barrera psicológica: la proporción de créditos impagado superó por primera vez la cota del 10%.

Esta fría estadística esconde una realidad abrumadora: uno de cada diez euros prestados por los bancos y caja españoles será difícilmente cobrable, y la proporción sigue subiendo sin parar. En términos absolutos, la morosidad asciende a 178.600 millones de euros (el 10,5% del volumen total de la cartera crediticia de la banca, y el 16,6% del PIB).

Antes de que estallara la burbuja inmobiliaria, en diciembre de 2007, el volumen total de créditos en mora era de 16.500 millones de euros (no llegaba al 1% del total). Desde que comenzó la crisis financiera internacional, en agosto de 2007, la tasa de morosidad en España se ha multiplicado por 12.

Con los dos decretos promovidos por Economía para elevar las provisiones exigidas a las entidades financieras y la inminente ayuda a Bruselas para las cajas nacionalizadas, el sector ha tenido que ajustar sus valoraciones de activos inmobiliarios y reconocer mucha morosidad no registrada en créditos a promotores. El agravamiento de la crisis y la pertinaz parálisis en la compraventa de viviendas ha agravado aún más los problemas de la banca.

En lo que va de ejercicio, el volumen total del crédito dudoso ha aumentado en 39.000 millones de euros, lo que representa un incremento del 28%. Lo peor de esta espiral de morosidad es que ningún experto se atreve a vaticinar cuánto se acabará.

La morosidad de la banca española ha superado la barrera del 10%. En agosto, la proporción de créditos de dudoso cobro alcanzó el 10,5% del total, según los datos que acaba de publicar el Banco de España.

Promotores

El crédito a promotores sigue siendo el punto débil de la banca española. En junio, el ratio de mora de este sector se situó en el 27%. La prolongada crisis también empieza a hacer mella en la puntualidad de pago de los particulares y empresas.