Felix Baumgartner, misión cumplida