Busca reducir la deuda en 7.000 millones hasta diciembre

Telefónica acelera el recorte de endeudamiento con la venta de Atento

La venta de Atento y la próxima OPV de Telefónica Alemania están encaminadas a la reducción de deuda por parte de Telefónica. Al cierre del primer semestre, su deuda financiera neta se situaba en 58.310 millones. Una cifra que la operadora busca reducir en cerca de 7.000 millones hasta final de año.

Telefónica lo ha dejado claro. La venta de Atento a Bain Capital, por cerca de 1.039 millones de euros es una "transacción que se enmarca dentro de la política de gestión proactiva de la cartera de activos de la compañía y de las iniciativas para incrementar la flexibilidad financiera". La operación, además, incluye un pago aplazado condicionado de 110 millones.

La empresa que preside César Alierta no ha indicado las plusvalías de la venta de Atento, señalando que se precisarán una vez que se cierre la operación y se hagan todos los ajustes. En cualquier caso, era una desinversión muy esperada por el mercado, muy pendiente del proceso de reducción de deuda de Telefónica.

A la conclusión del primer semestre, la deuda financiera neta del grupo rondaba los 58.310 millones de euros. Ahora bien, Telefónica dejó muy claro en la presentación de las cuentas semestrales que mantenía su objetivo de situar el ratio deuda financiera neta frente a beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones por en 2,35 veces.

Para alcanzar esa meta, Telefónica suspendió el pago de dividendos hasta final de 2013, ahora ha vendido Atento y en las próximas semanas colocará una participación de entre el 20% y el 30% de Telefónica Alemania para obtener entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

En este contexto, algunos analistas ya han hecho sus cálculos. JP Morgan Cazenove apuntaba el pasado verano que la operadora había entrado en una fase de agresivo proceso de desapalancamiento, añadiendo que la compañía reducirá su deuda en 7.000 millones de euros hasta final de año.

JP Morgan señalaba que la liquidez de Telefónica unida a su generación de caja "permitirá a la empresa hacer frente a todos los vencimientos de deuda hasta 2015, excluyendo dividendos". Estos analistas establecían que Telefónica iba a generar un flujo libre de caja de 30.200 millones de euros hasta ese año, una cifra superior a los 28.300 millones de vencimientos que la empresa tiene en ese periodo.