Brasil aporta el 54% de los ingresos de la división

La venta de Atento reducirá la plantilla de Telefónica en 154.000 empleados

La venta de Atento va a suponer un cambio en la configuración y volumen de la plantilla de Telefónica. Y es que, la fuerza de trabajo de la operadora se reducirá en más de 154.000 empleados. La operadora anunció hoy la desinversión de esta división, valorada en 1.039 millones de euros.

Telefónica va reducir su plantilla en más de 154.000 personas con la venta de Atento a Bain Capital, cifra que supone cerca del 53% del total.

La compañía explicó en la presentación de los resultados del primer semestre del año que contaba con una plantilla global de 287.437 trabajadores, con un incremento de 2.348 empleados con respecto al mismo periodo de 2011. Ahora bien, la teleco señaló que "sin considerar Atento, la plantilla promedio de Telefónica se situaría en 132.667 personas, 948 menos que en el periodo entre enero y junio de 2011".

En términos operativos, Atento registró un volumen de negocio de 948 millones de euros en el primer semestre de 2012, un 6,3% más que en el mismo periodo del año anterior. La división aportó cerca del 3% de los ingresos del grupo Telefónica.

A su vez, Atento obtuvo un resultado operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) de 111 millones de euros entre enero y junio, un 20% más que en el primer semestre del ejercicio anterior. Su deuda neta a la conclusión del mes de junio era 175 millones de euros.

Por regiones, Brasil representó en 2011 el 54% de los ingresos de Atento, un porcentaje similar al de 2010. El resto se reparte entre Latinoamérica y la región denominada de EMEAA (Europa, Oriente Medio, África y Asia).

Telefónica anunció esta mañana su decisión en torno a su filial de asistencia telefónica Atento: venderá la compañía a un grupo de empresas propiedad de la firma de inversión Bain Capital, por un importe de 1.039 millones de euros. La operación incluye un pago aplazado condicionado de 110 millones y el otorgamiento de financiación del vendedor por este mismo importe.

La venta de Atento se enmarca en la estrategia puesta en marcha por Telefónica de llevar a cabo una "política de gestión proactiva de la cartera de activos", además de "incrementar la flexibilidad financiera" y reducir la deuda.