Datos del Instituto Nacional de Estadística

La renta disponible de los hogares retrocede un 3,2%

La tasa de ahorro de las familias vuelve a valores positivos tras caer por primera vez desde 2000 en el primer trimestre

Más paro, más impuestos, igual a menos riqueza. España sigue sin escapar de la ecuación: la renta disponible de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro (computan juntos en la estadística) descendió en el segundo trimestre de este año un 3,2% respecto a 2011.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó ayer de que la renta disponible bruta de estos dos colectivos, que incluye todos sus ingresos procedentes del trabajo, los rendimientos de capital -como alquileres-, prestaciones sociales y transferencias, alcanzó en los tres primeros meses de 2012 los 172.961 millones. Un año antes el montante era de 178.622 millones, 5.561 millones más.

La caída se explica por la disminución del saldo de renta primas (-3,5%), por el descenso del excedente de explotación y renta mixta de los hogares (-0,7%) y la bajada de la remuneración de los asalariados (-3,9%) y del saldo neto de rentas de propiedad percibidas (-16,1%).

El aumento del volumen de las prestaciones recibidas (+3,3%) y la disminución de las cotizaciones pagadas por los hogares (-1%) no compensaron el incremento de los impuestos sobre la renta y el patrimonio (+2,1%) y la caída de las trasferencias corrientes percibidas (-16,1%).

Como suele pasar en tiempos de miedo, las familias ahorraron en el segundo trimestre de 2012 un 12,1% de su renta disponible -a finales de 2009, año en el que se destruyó 1,2 millones de empleos, ahorraron cerca del 24%-. La tasa de ahorro de los hogares volvió a ser positiva después de haber caído en el primer trimestre por primera vez desde 2000, cuando el INE inició la serie histórica. En esta línea, el Banco de España informó ayer de que las deudas de las familias y de las empresas volvieron a bajar en agosto hasta alcanzar los 845.479 millones de euros, el nivel más bajo desde julio de 2007.