Se sitúa en la parte baja de las previsiones

La banca española necesitará 53.745 millones de euros

Las pruebas de solvencia a la banca española arrojan que esta necesitará 53.745 millones de euros para ser saneada, con lo que las necesidades se sitúan en la parte baja de la horquilla que barajaron las auditoras este verano.

Informe de la consultora Oliver Wyman
Informe de la consultora Oliver Wyman

La banca española necesitará 53.745 millones de euros para ser saneada, según las pruebas de solvencia llevadas a cabo por la auditora Oliver Wyman y hechas públicas hoy por el Ministerio de Economía. Esta cifra corresponde al escenario en el que se tienen en cuenta los procesos de fusión en marcha y sus efectos fiscales. Descontando este escenario, el dato escalaría hasta los 59.300 millones, un dato similar al que ya anunció la firma a finales de junio.

De los 14 grupos analizados, en el escenario más adverso, siete entidades (BFA-Bankia, Catalunya Banc, NCG Banco, Banco de Valencia, Popular, BMN e Ibercaja+Caja3+Liberbank) necesitarían capital y otras siete no (Grupo Santander, BBVA, Caixabank+Cívica, Kutxabank, Sabadell+CAM, Bankinter y Unicaja+CEISS)

Las mayores deficiencias de capital (en torno al 86%) se centran en aquellos grupos bancarios participados mayoritariamente por el FROB: BFA-Bankia (24.743 millones), Catalunya Banc (10.825 millones), NCG Banco (7.176 millones) y Banco de Valencia (3.462 millones).

El Banco de España ha subrayado que estas cuatro entidades ya han comenzado a trabajar, junto con las autoridades nacionales y europeas, en los correspondientes planes de reestructuración.

Otros tres grupos bancarios necesitarían capital adicional en el escenario adverso contemplado. Estos son: Banco Popular (3.223 millones), BMN (2.208 millones) y la fusión proyectada entre Ibercaja, Liberbank y Caja 3 (2.108 millones).

Estas entidades presentarán sus planes de recapitalización en el mes de octubre de 2012 para su aprobación por el Banco de España y por la Comisión Europea. En función de estos, se determinará, en su caso, la necesidad de ayuda pública y la cuantía de la misma.

Los siete grupos bancarios que no tienen necesidades adicionales de capital representan más del 62% de la cartera crediticia analizada del sistema bancario español.

En concreto, Santander aprueba las pruebas de resistencia con un sobrante de capital de 25.297 millones en un escenario adverso, BBVA, con 11.183 millones, y Caixabank, con 5.720 millones. Les siguen Kutxabank (con un excedente de 2.188 millones), Sabadell (915 millones), Bankinter (399 millones) y Unicaja (128 millones).

Los resultados del escenario adverso, con exigencia de ratio de capital del 6%, se basan en una caída acumulada del PIB del 6,5% hasta 2014 y cuya probabilidad de ocurrencia se estima inferior al 1%.

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha avanzado que la cifra que el Gobierno solicitará del crédito de la UE de hasta 100.000 millones para sanear la banca española se aproximará a los 40.000 millones de euros.