"Hay razones para ser optimistas"

Draghi defiende ante la patronal alemana su plan de compra de deuda soberana

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, defendió hoy ante la patronal alemana su controvertido plan para que la autoridad monetaria adquiera bonos soberanos de los países en crisis de forma ilimitada. El italiano ha asegurado que "tenemos un buen número de razones para ser positivos hacia dónde nos dirigimos".

El presidente del BCE, Mario Draghi, junto a la canciller alemana, Angela Merkel
El presidente del BCE, Mario Draghi, junto a la canciller alemana, Angela Merkel

En su intervención en la Jornada de la Industria Alemana, Draghi aseguró que su plan es una respuesta ante una "política monetaria dañada", siguiendo su mandato, y que su objetivo final es la economía real y no, como recelan ciertos sectores alemanes, la financiación encubierta de los Estados en crisis.

"Buscamos que el crédito bancario fluya, buscamos una buena transmisión de la política monetaria. No financiar gobiernos", afirmó el presidente del BCE. Draghi mostró su cara más optimista en unas declaraciones efectuadas en Berlín, antes de su reunión con la canciller alemana Angela Merkel. "Mi firme convencimiento, y mensaje central hoy es que tenemos un buen número de razones para ser positivos hacia dónde nos dirigimos". En su opinión, se están "haciendo progresos en todos los frentes para fortalecer los cimientos de la zona euro", y las medidas del BCE están sustentando la estabilización de los mercados".