Las entidades se lanzan a captar liquidez entre sus clientes minoristas

La guerra del pasivo se traslada a las cuentas remuneradas con hasta el 5%

Las entidades se afanan en retener a los clientes. Las cuentas remuneradas se convierten en la nueva arma de la guerra del pasivo después de que el Gobierno pusiera fin a la Ley Salgado. Algunas llegan a pagar el 5%.

Guerra de guerrillas para captar pasivo
Guerra de guerrillas para captar pasivo

Los bancos y cajas vuelven a la carga en su intento de captar nuevos clientes ya sea por medio de depósitos o cuentas remuneradas. Es la archiconocida guerra del pasivo, que durante unos meses vivió un periodo de tregua. Pero desde el pasado 31 de agosto -cuando el Ejecutivo puso fin a la penalización dirigida a aquellos depósitos y cuentas que ofrecían unas remuneraciones por encima de la media del mercado-, la energía de bancos y cajas por atraer el dinero de los pequeños ahorradores se ha visto de reforzada.

El aumento de los intereses ofertados busca frenar la escapada de los ahorradores en un momento en que los extranjeros están empezando a retirar su dinero de España. El ejemplo que mejor evidencia este proceso es la caída de depósitos que en el mes de julio marcó su nivel más alto del año con un descenso de 30.000 de millones, según las cifras del Banco de España.

En los últimos tiempos las entidades han desplegado toda su artillería para atraer a los ahorradores. Televisores, tabletas u ordenadores han sido algunos de los anzuelos empleados. Sin embargo, en un momento en que las familias se encuentran muy preocupadas por su dinero, las elevadas rentabilidades son el mejor atractivo y el fin de la Ley Salgado permite ofrecer unas rentabilidades superiores sin penalización alguna.

Pero los regalos e intereses no deben ser el único criterio a tener en cuenta. Los expertos aconsejan leer la letra pequeña prestando especial atención al periodo de permanencia, la remuneración prometida tanto en el periodo inicial como en los sucesivos y mirar detenidamente las comisiones, ya que puede que lo que estemos recibiendo por un lado se nos retenga por el otro. Siguiendo estas ideas, el portal de finanzas personales HelpMyCash ha elaborado un ranking con las mejores cuentas remuneradas que se pueden encontrar a día de hoy en el mercado.

La rentabilidad más alta la ofrece Bankinter. La entidad pone a disposición de los clientes su Cuenta Nómina cuya gran ventaja reside en la remuneración recibida a cambio de una permanencia de dos años desde el ingreso de la primera nómina. Según las condiciones lo que opten por esta alternativa recibirán un 5% durante los 12 primeros meses y un 2% en el segundo año. Esta cuenta corriente que retribuye hasta un saldo máximo de 5.000 cobra comisiones por ingresos de cheques.

IBanesto, con la garantía del Santander, comercializa la Cuenta Azul que incluye la posibilidad de abrir un depósito a seis meses al 4%. Durante los cinco primeros meses esta cuenta de ahorro, dirigida a nuevos clientes, promete una rentabilidad del 3,38% y del 1,3% a partir del sexto. El importe máximo es de 500.000 euros, no cobra comisión de ningún tipo y no requiere domiciliación, ni de nómina ni de recibos.

La Cuenta Naranja de ING también busca la atraer los ahorros de nuevos clientes. Al igual que la anterior no incluye comisiones y ofrece un 3,3% los cuatro primeros meses. A partir del quinto mes la rentabilidad se reduce al 1,2%.

Banco Mediolanum también se suma a la guerra del pasivo con la cuenta corriente Freedom. Esta es una de las cuentas remuneradas que ofrece una de las rentabilidades más suculentas en el primer periodo (el 4% durante los cinco primeros meses) pero que a partir del segundo plazo cae con fuerza (tan solo un 0,1% del sexto mes en adelante). No cobra comisiones pero exige una domiciliación de la nómina por importe mínimo de 600 euros mensuales y un saldo medio en cuenta de 15.000 euros o haber contratado 30.000 en productos de gestión. En el caso de incumplimiento, la comisión de mantenimiento es de 5 euros al mes.

El banco en Internet del Santander, Openbank, dispone de la Cuenta Más Open con cero comisiones y un 3,25% los cuatro primeros meses. A partir del quinto, la rentabilidad baja al 1,2% pero si se domicilian tres recibos o la nómina en el segundo periodo la remuneración sube el 1,6% como premio a la fidelidad del cliente.

Entre las cuentas remuneradas preferidas por el portal de finanzas HelpMyCash se halla la Cuenta Inteligente Evo de Evo Banco, la nueva marca de banca comercial perteneciente a NCG. Se trata de una cuenta corriente que ofrece una rentabilidad del 2% desde el primer mes, pudiendo llegar al 3% en el caso de que se asocie a la Cuenta Inteligente Ahorro. Sin comisiones y tarjeta gratis devuelve, el 1% de las compras realizadas con la tarjeta de crédito. Asimismo permite retirar dinero sin coste alguno en todos los cajeros de España. Para su apertura es necesario domiciliar la nómina la nómina o cinco recibos.

La Cuenta Depósito de Oficinadirecta sin comisiones y dirigida a todos los clientes ofrece una remuneración del 3,45% en los cuatro primeros meses y del 1,24% a partir del quinto. No obstante, su rentabilidad puede llegar a alcanzar el 3,51%. Esto se aplicará para cada nueva aportación en tramos de 500 euros, a excepción de las cantidades retiradas en los diez primeros meses, que se remunerarán al 1,25%.

Los dos últimos puestos son para la Cuenta Premier Bienvenida IBD de Ibercaja y la Cuenta por Más de Bankialink. La primera, destinada a los nuevos ahorradores, lleva comisiones por ingreso de cheques y transferencias. Su rentabilidad va del 2,2% en los tres meses iniciales, al 1,25% a partir del cuarto. Por su parte, la cuenta corriente de la oficina virtual de Bankia, destinada a clientes de nuevo ingreso o antiguos, ofrece un 1,5% desde el primer mes sin comisiones y tarjeta gratis.