Paga tipos medios entre el 2,835% y el 3,072%

El Tesoro coloca 4.600 millones en letras con demanda sólida

El Tesoro logró sus objetivos hoy pese a fijarse una meta más ambiciosa. Emitió 4.600 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, algo más del máximo previsto y lo hizo con una demanda sólida y a unos tipos de interés algo inferiores a los de la subasta anterior de agosto. Pagó las rentabilidades más bajas desde abril.

Prueba superada. La primera subasta de deuda realizada después de que el BCE anunciara oficialmente que intervendrá en el mercado de deuda se ha saldado con éxito. El Tesoro tenía previsto emitir entre 3.500 y 4.500 millones de euros. Un objetivo que logró sin demasiados contratiempos. Captó 4.600 millones, más del máximo previsto, gracias al interés suscitado. En total recibió peticiones por 10.852 millones de euros.

La tregua generada en el mercado por el BCE ha vuelto a facilitar hoy la labor del Tesoro. El pasado 6 de septiembre, la última vez que apeló al mercado, se vio beneficiado por la expectativa de que anunciara compras de bonos y hoy, gracias a la confirmación oficial de hace un par de semanas, la calma sigue dominando en el mercado de deuda. Los inversores se muestran dispuestos a asumir riesgo España, especialmente en los tramos cortos, ante la expectativa de que la autoridad monetaria intervenga pronto en el mercado en el tramo corto de la curva.

El Tesoro, forzado por el exigente calendario de vencimientos que afronta hasta final de año, se vio obligado a aumentar sus objetivos de emisión hoy hasta un máximo de 4.500 millones hoy. Desde abril el objetivo medio se había situado entre los 2.000 y 3.000 millones pero hoy la meta más ambiciosa la logró alcanzar sin problemas. La confianza de los inversores hacia España no se ha resentido de momento, pese al repunte de la prima de riesgo en las últimas sesiones a medida que aumentan las presiones sobre el Gobierno de Mariano Rajoy para que solicite la ayuda a sus socios europeos, condición necesaria para que el BCE realmente actúe en el mercado secundario. La incertidumbre sobre lo que hará finalmente el Gobierno no han incidido hoy en la evolución de la subasta.

La expectativa de que esta solicitud de ayuda llegará más pronto que tarde ha permitido que el Tesoro aprobara la prueba de hoy sin problemas. En concreto emitió 3.560 millones de euros a 12 meses a un tipo medio del 2,835%, un nivel inferior al 3,070% que pagó en agosto. La demanda, además, superó en 2,03 veces la oferta y también fue mejor a la registrada el mes pasado cuando se quedó en 1,91.

En la referencia a 18 meses el Tesoro adjudicó 1.020 millones a un tipo medio del 3,072%, un interés también menor al 3,35% que pagó en agosto. En este plazo el ratio de cobertura quedó en 3,56 veces frente a los 3,98 de la subasta del mes pasado.

El Tesoro mantiene el ritmo en sus emisiones y se financia algo más barato que en semanas precedentes. Hasta la fecha, la deuda colocada a medio y largo plazo supone ya el 76,8% (65.954 millones de euros) de la previsión de emisión para todo el año. El coste medio de la deuda del Estado a la emisión es del 3,43% a 31 de julio de 2012, frente al 3,90% a finales del pasado año.