Claves para afrontar con éxito una entrevista de trabajo

Hablar bien de empleos anteriores o cuidar el aspecto puede ser definitivo para reintegrarse en el mercado laboral.

Entrevista de trabajo
Entrevista de trabajo

En un momento en el que el deterioro laboral es tan evidente (la tasa de paro supera el 24% y seguirá subiendo al menos hasta finales de 2013), encontrar un empleo se ha convertido en un a quimera. Por este motivo, las consultoras de recursos humanos se afanan en elaborar planes y estrategias para aconsejar a los desempleados como volver a reintegrarse en el mercado laboral.

La última h a sido la consultora Hudson, especializada en la búsqueda y selección de personas y en la gestión del talento, quién ha realizado un estudio entre 850 de sus clientes europeos de diferentes sectores para averiguar qué factores juegan un papel fundamental en los procesos de selección.

"Muchos candidatos nos transmiten sus dudas sobre como afrontar determinados aspectos de los procesos de selección. Hemos creído que este estudio puede ayudar a muchos profesionales cualificados que están buscando trabajo a clarificar algunas de las cuestiones básicas que deberían tener en cuenta para tener éxito en su búsqueda", explica Montserrat Luquero, consejera delegada de Hudson. En su opinión hay varios aspectos del currículum de la entrevista que hay que valorar sobre el resto. Respecto a los méritos, el estudio considera esencial explicar los "huecos" sin empleo, mientras que el 79% de los encuestados tilda de vital incluir un resumen profesional.

Pero, además de las capacidades descritas en el currículum, el comportamiento que el candidato manifieste a lo largo de la primera entrevista es fundamental para que el entrevistador pueda hacerse una clara idea de la personalidad y de la adecuación del candidato al puesto.

Según los encuestados, las actitudes que más contribuyen a impresionarles de manera positiva son: la seguridad en sí mismo del candidato (100%), hablar positivamente de su empleo actual o pasados (92%) y demostrar profesionalidad (70%).

Por el contrario, algunas actitudes que realmente irritan a los entrevistadores son: dejar el móvil encendido (78%), el sarcasmo (55%), la "palabrería" o hablar sin decir nada (49%), hablar negativamente de empleos actuales o pasados (28%), responder seca y brevemente (25%), evitar el contacto visual (23%) o mostrar arrogancia (18%), entre otros.

Otro tema controvertido en este tipo de encuentros es elsalario. El 27% de los encuestados espera que lo hagan antes de la primera entrevista, el 25% durante la primera entrevista, el 23% en la segunda entrevista, el 24% en las sucesivas entrevistas y el 1% asegura que no lo deben plantear nunca