El comportamiento en el tercer trimestre es peor del previsto

La ola de calor impacta en H&M

El calor de agosto ha pasado factura a H&M. La segunda mayor compañía textil de Europa tras Inditex ha decepcionado a los mercados con sus ventas en el tercer trimestre.

Un cliente sale de un establecimiento de H&M en Londres
Un cliente sale de un establecimiento de H&M en Londres

Hennes & Mauritz (H&M) ha publicado este lunes una facturación en el tercer trimestre que se ha quedado por debajo de lo que esperaban las previsiones. ¿La culpa? Un mes de agosto demasiado caluroso en buena parte de los países donde opera.

Las ventas excluido el IVA se situaron en 28.800 millones de coronas suecas (unos 3.350 millones de euros) en el trimestre que la compañía termina en agosto, cuando las previsiones apuntaban a 29.800 millones de coronas. Las ventas en superficie comparable cayeron un 4% en agosto, según la empresa textil, que alude a una "extrema ola de calor" para justificar este hecho.

También ha afectado negativamente la apreciación de la corona sueca, sobre todo contra el euro.

H&M ha concentrado su expansión internacional en Asia y en Estados Unidos para compensar el parón del mercado en Europa, por el recorte del gasto de los ciudadanos. La compañía publicará sus cuentas trimestrales detalladas el próximo día 27 de este mes.