La cúpula no fue informada anteriormente

Sorpresa absoluta en el PP ante la dimisión de Esperanza Aguirre

La dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha cogido totalmente por sorpresa a la cúpula del Partido Popular, que no ha tenido conocimiento de la misma hasta que la decisión ha sido transmitida por ella al presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy.

tenia que saberlo", ha precisado) ha tenido conocimiento de la renuncia de Aguirre esta misma mañana.

Esta comparecencia de Floriano ha sido convocada sobre la marcha apenas media hora después de que ofreciera una rueda de prensa para comentar diversas cuestiones de actualidad como la evolución del debate sobre las peticiones de independencia de Cataluña.

Apenas cinco minutos después de que el dirigente del PP se despidiese de los periodistas se conoció públicamente la dimisión de Esperanza Aguirre, lo que motivó que Floriano volviera a comparecer a los veinte minutos ante los informadores que aún permanecían en la sede nacional del partido.

En su intervención, ha destacado que hoy es un día triste para el PP porque pierde "un referente", al tiempo que ha rechazado totalmente que la decisión de la presidenta madrileña esté motivada por discrepancias con decisiones del Gobierno de Mariano Rajoy como las relativas al etarra Iosu Uribetxebarria.

Fuentes del PP consultadas por Efe han insistido en desligar la decisión de esas hipotéticas discrepancias y han recordado que la propia Aguirre ha negado ese extremo en su comparecencia ante los informadores.

No hay ningún temor en el PP, según estas fuentes, a que Aguirre pueda seguir los pasos de ex dirigentes del partido como Francisco Álvarez Cascos y crear una fuerza política propia.

Al ser preguntado por esta posibilidad, Floriano, en su rueda de prensa se ha limitado a recalcar el respeto del partido a la decisión de la hasta ahora presidenta madrileña.

Pero las fuentes citadas se han mostrado convencidas de que eso no pasa por la cabeza de Esperanza Aguirre y no hay que dedicar "ni un minuto a luchar contra fantasmas que algunos pueden intentar que existan".

La decisión de Aguirre, que implica que no sólo abandona la presidencia de la comunidad, sino también la presidencia del PP madrileño, no va a suponer su desvinculación del partido, ya que es intención de este seguir contando con ella.

De hecho, la dirección nacional del PP y la de este partido en el País Vasco dan por segura su participación en la campaña de las elecciones en Euskadi del próximo 21 de octubre.