El secretario general de CiU dice no sentir simpatía por la presidenta

Duran alude al pulso con Rajoy como posible motivo de la dimisión de Aguirre

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha dicho hoy que no siente ninguna "simpatía" política hacia la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, y ha admitido que no le "extrañaría" que su dimisión tuviese motivaciones políticas, relacionadas con su pugna con Mariano Rajoy.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha señalado tras tener conocimiento de la dimisión de Esperanza Aguirre que "si es por motivos de salud, le deseo que se mejore y aproveche el hecho de no tener tanta actividad para recuperarse. Si es por motivos políticos, políticamente estoy muy distante de Aguirre, nunca he tenido afinidad política con ella", ha reconocido.

Para ejemplificar la tirantez que ha caracterizado su relación política con Aguirre, ha recordado que, cuando Mariano Rajoy era ministro de Administraciones Públicas, se pactó la transferencia de la competencia en becas con Cataluña, pero "fue ella quien lo paró", pese al criterio del Tribunal Constitucional.

"No le he tenido nunca ninguna simpatía ni me siento próximo a ella de ninguna de las maneras en términos políticos, en nada. No sé si hay motivos políticos detrás de su dimisión. Tampoco me extrañaría. De hecho, sus diferencias con Rajoy son casi habituales, notorias en cualquier caso", ha señalado.