Repercusión al consumidor final

El céntimo verde del gas lo pagarán todos los consumidores

Los impuestos que el Gobierno ha aprobado para recortar el déficit de tarifa serán repercutidos por las compañías eléctricas al consumidor final. Dicha repercusión se hará a través del mercado mayorista de la electricidad (pool) donde las empresas hacen sus ofertas recogiendo en ellas sus costes. De hecho, una posible ilegalidad de la norma surgiría en el caso de que alguna de las empresas afectadas no pueda repercutir dicho impuesto al precio. Tal sería el caso de las fotovoltaicas que cobran tarifa y no acuden al mercado.

Una de las medidas más confusas de las presentadas por el ministro de Industria fue la de la aplicación de un céntimo verde al gas natural. Aunque se pudo entender que era sobre la producción de electricidad con gas (los ciclos combinados), lo que supone una doble imposición a estas centrales que también sufrirán el impuesto fijo del 6%, finalmente, fuentes del sector han aclarado que es un impuesto tanto para consumo como para generación. "El impuesto sin duda afectará también a las empresas y sectores que usan el gas en su producción y al cliente pequeño", aseguran las mismas fuentes.

En la primera propuesta de reforma que Soria quiso aprobar en julio figuraba ya un céntimo verde para el gas de cuatro céntimos/metro cúbico, que finalmente ha quedado en 3,79 céntimos. En aquel caso la recaudación prevista ascendía a 1.155 millones de euros al año y con el nuevo proyecto de ley, a 804 millones.

Malestar en el gas

Aunque en apariencia y a priori la reforma energética "es negativa" para Gas Natural, esta compañía no quiso el viernes hacer comentarios en tanto no analice el proyecto de ley. El resto de las grandes eléctricas mantuvieron silencio a título individual.