"Nada se puede dar por descartado"

Diego insinúa más reformas en Cantabria "por el déficit heredado"

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, no descarta que haya que abordar nuevas reformas o profundizar en las ya realizadas para poder cumplir el objetivo de déficit, una decisión a la que, según dice, es probable que se vea "obligado" su Ejecutivo por el déficit heredado.

"Probablemente el déficit que heredó este Gobierno del anterior obligue a tener que hacer más reformas o profundizar en otras", ha señalado Diego en respuesta a preguntas de los periodistas en el santuario de la Bien Aparecida, donde ha asistido a los actos conmemorativos de la patrona regional.

Después de que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, haya anunciado nuevas reformas en España, el presidente cántabro ha matizado que, según cuáles sean, no tienen por qué afectar a los ciudadanos.

En este sentido, ha puesto el ejemplo de su Gobierno que, según dice, ha acometido muchas reformas en la región y "buena parte de ellas no han recaído en los ciudadanos".

Y en adelante el presidente regional no descarta que puedan ser necesarias más reformas porque, en sus palabras, "nada se puede negar con absoluta rotundidad y nada se puede dar por descartado".

Según dice, "nada es absoluto, todo es relativo" y, en el caso del déficit, su cumplimiento no depende solo de fijarse un tope de gasto, sino también de conseguir los ingresos previstos.

"Si te fijas un objetivo de gasto para cumplir el déficit y se reducen los ingresos, lógicamente tienes que reconducir otra vez las cosas para volver al margen que te prevén los presupuestos. Es una cuestión absolutamente lógica", ha enfatizado.

El presidente ha asegurado que en esta coyuntura hay que ser "especialmente prudente y dejar evolucionar las cosas para ver hasta dónde hay que llegar en cada una de las reformas y en el ahorro que el Gobierno tiene que hacer para cumplir el objetivo de déficit".