Una sociedad de alta velocidad y otra de la red convencional

El Gobierno dividirá Adif en dos compañías para evitar que la deuda compute como déficit

El Gobierno tiene planes para dividir Adif en dos. El proyecto pasa por crear, por un lado, una sociedad que gestionará las líneas alta velocidad y otra para la red convencional. El objetivo, que la deuda no compute como déficit público.

El Ejecutivo tiene planes para dividir Adif en dos. Según han comunicado los responsables del gestor público de la red ferroviaria a los sindicatos en una reunión que ha tenido lugar hoy, en el nuevo diseño se crearía una sociedad que gestionará las redes de alta velocidad, y otra para la red convencional.

Adif cuenta en la actualidad con una deuda de unos 14.000 millones de euros, en su mayor parte correspondiente a la red de alta velocidad. El objetivo, según han explicado, sería evitar esa cifra sea contabilizado como déficit público. Según han explicado, en enero de 2013 entrará en vigor una normativa contable impuesta por la Unión Europea según la cual esos 14.000 millones pasarían a ser considerados déficit.

Tal y como está estructurada la nueva sociedad, el objetivo sería que el 50% del capital de la gestora de la alta velocidad sea de aportación privada, lo que evitaría la asignación al Estado de la deuda.