El dispositivo de Apple podría impulsar un 0,5% el PIB de EE UU

Un iPhone para reactivar la economía

Son solo horas lo que falta para desvelarse el gran misterio de Apple: cómo será el nuevo dispositivo que presentará mañana en San Francisco. Rumores sobre sus características, sobre su calendario de lanzamiento e incluso sobre el impacto económico: según JP Morgan, impulsará un 0,5% el PIB de EE UU. ¿Será el nuevo iPhone5 el revulsivo económico que se espera? El propio banco aconseja prudencia.

El nuevo iPhone 5, que previsiblemente presentará mañana Apple en San Francisco, no sólo podría mejorar las ventas del gigante tecnológico, sino que podría dar un significativo impulso a la economía de Estados Unidos. Así al menos lo considera JP Morgan, que en un informe bastante optimista, ha puesto cifras a una presunción que el mercado da por seguro: el éxito del smartphone que lanzará mañana la firma de la manzana.

Y ahí va el ejercicio teórico: las ventas del nuevo iPhone podrían sumar entre un cuarto y medio punto porcentual al crecimiento anualizado del cuatro trimestre en Estados Unidos, según el informe de J.P. Morgan firmado por su economista estrella, Michael Feroli. Además, no sería un impacto residual precisamente: "Según cálculos realizados utilizando el llamado método de control minorista, las ventas del iPhone 5 podrían impulsar el crecimiento anualizado del PIB en 3.200 millones de dólares, o 12.800 millones de dólares a tasa anual", ha señalado Feroli.

Ese impulso de 0,33 puntos porcentuales, agregó, "limitaría los riesgos a la baja del PIB en el cuarto trimestre, que sigue en un 2%".

El razonamiento es el siguiente: los analistas de J.P. Morgan esperan que Apple venda cerca de ocho millones de iPhones 5 en el cuarto trimestre, con un precio de venta cercano a los 600 dólares. Si se descuentan 200 dólares en concepto de costes de componentes importados, el Gobierno puede incluir cerca de 400 dólares por teléfono a la contabilidad del producto interno bruto del cuarto trimestre.

Pero, cuidado, advierte el propio banco de inversión: la estimación de entre un cuarto a medio punto porcentual del PIB anualizado "parece relativamente grande, y por esa razón debería ser tratada con escepticismo". Pero agrega, "creemos que la evidencia reciente es consistente con esta proyección". Según un reciente sondeo Reuters entre operadores y economistas de Wall Street, el crecimiento del PIB de Estados Unidos se estima en promedio en un 2% en el 2013.

Para los expertos de JP Morgan, cuando se lanzó el último iPhone en octubre del 2011, las ventas superaron significativamente a las expectativas. "Dado que se espera que el lanzamiento del iPhone 5 sea mucho mas grande, nosotros creemos que la estimación mencionada (...) es razonable", escribió Feroli.

El lanzamiento del nuevo iPhone será el segundo que realiza el consejero delegado de Apple, Tim Cook, desde que tomó las riendas de la compañía. El estreno pondrá de manifiesto la capacidad del gigante tecnológico para recuperar el interés por un dispositivo que aún supone cerca del 70% de los beneficios de la empresa.

"El iPhone es el éxito o el fracaso de Apple", ha señalado a Bloomberg Sarah Rotman Epps, analista de Forrester Research. "Apple tiene una ventaja innegable, pero para mantenerse en la cima necesitan seguir innovando".