El contagio se extiende a emergentes como Brasil o Corea

El deterioro económico salta de la zona euro a Japón y China

La crisis de la zona euro ya se está contagiando al resto de grandes economías. El PIB de EE UU creció menos de lo previsto, Japón ha revisado a la baja su avance entre abril y junio y las exportaciones chinas se han paralizado por la menor demanda de la UE.

El PIB de las 17 naciones que comparten el euro cayó un 0,5% anual en el segundo trimestre, anticipando la vuelta a la recesión que se espera a partir de este septiembre. Este resultado se producirá por el desplome de Italia y España, tercera y cuarta mayor economía de esa área, y el estancamiento de Francia, la segunda de mayor tamaño. De ese deterioro tampoco están escapando el resto de grandes zonas del mundo, lo que puede provocar una nueva etapa de recesión mundial como la acontecida a finales de 2009.

El primer indicio negativo lo proporcionó EE UU, donde la actividad apenas avanzó un 1,5%, lastrada por el retroceso del consumo de los hogares, que se situó en las tasas más bajas del último ejercicio. A ese dato se suma la parálisis de las exportaciones de China (el mayor vendedor del mundo), con un incremento del 2,7% en agosto, muy por debajo del 11,3% registrado en el mismo mes del ejercicio anterior. En este retroceso ha jugado un papel fundamental la caída de las ventas a Europa, con un recorte del 12,7% en tasa anual, y a Japón (el cuarto mayor importador del mundo), con una bajada del 6,7%. De hecho, las autoridades niponas revisaron ayer a la mitad el crecimiento experimentado por el PIB entre abril y junio hasta el 0,7%, por la incertidumbre en Europa y la desaceleración global, lo que debilita sus exportaciones e incrementa la fortaleza de su divisa.

De este modo, la recesión en la zona euro puede convertirse en una crisis de magnitud mundial. Buena prueba de ello es que el deterioro económico ya no está afectando en exclusiva a las naciones desarrolladas, sino que se está contagiando a los emergentes. El último informe de BBVA Research apunta a Brasil como el país más afectado. El PIB brasileño apenas avanzó un 0,5% en el segundo trimestre, lo que representa el nivel más bajo desde 2009, y las exportaciones llevan cayendo tres meses consecutivos. Algo similar ocurre, por ejemplo, en Corea, con un desplome generalizado de sus ventas al exterior, que llevan cinco meses descendiendo.

Francia, directa a la recesión e Italia se hunde

El Banco Central de Francia confirmó ayer que la segunda mayor economía de la zona euro, solo superada por Alemania, se encamina hacia la recesión. El organismo presidido por Christian Noyer auguró que el PIB retrocederá un 0,1% tras encadenar tres trimestres consecutivos de estancamiento. Este deterioro es el que ha obligado al presidente francés a presentar un ajuste de 30.000 millones para compensar el desplome de los ingresos. Esos recortes contemplan una fuerte subida de impuestos a las rentas más altas y una merma de 10.000 millones en el gasto de los ministerios.

Otra nación de la zona euro que se hunde en la recesión es Italia, cuyas autoridades confirmaron ayer que el PIB retrocedió un 0,8% anual entre abril y junio. Se trata de la cuarta caída trimestral consecutiva.