La Caixa y Bañuelos idean un complejo con 4.740 millones de inversión

Cataluña responde al proyecto de Eurovegas con Barcelona World

El Gobierno catalán anunció el viernes un proyecto hotelero y de ocio en Tarragona liderado por Enrique Bañuelos que contará con suelo aportado por La Caixa. Los promotores admiten que ahora está comprometido el 20% de los más de 4.500 millones de euros de inversión previstos.

Cataluña responde al proyecto de Eurovegas con Barcelona World
Cataluña responde al proyecto de Eurovegas con Barcelona World

El Gobierno catalán ha cambiado a Sheldon Adelson por Enrique Bañuelos, a Eurovegas por Barcelona World. La Generalitat anunció ayer un proyecto turístico, que llevará el nombre de Barcelona World y se situará junto al parque Port Aventura, en Tarragona, y que supondrá una inversión de 4.740 millones de euros para construir seis complejos turísticos con hoteles y casinos.

El anuncio de la Generalitat se produce un día después de que el presidente catalán, Artur Mas, informara de que la oferta de Barcelona a Las Vegas Sands -el grupo estadounidense que proyecta un macrocomplejo de juego y ocio en España- había expirado el 31 de agosto, dando prácticamente por sentado que Eurovegas se instalará en Alcorcón (Madrid).

Al frente de Barcelona World está Enrique Bañuelos, presidente del grupo de inversión Veremonte y fundador de la inmobiliaria Astroc -la empresa (hoy Quabit) que salió a Bolsa en España en 2006 y que se ha convertido en un icono de la burbuja inmobiliaria-.

Los promotores del proyecto aseguran tener ahora mismo el 20% de la inversión comprometida. Según explicó ayer a CincoDías el consejero delegado de Veremonte, Xavier Adserá, expresidente de Natraceutical, los promotores del proyecto Barcelona World tienen asegurados unos 800 millones y pretenden no acudir a financiación bancaria para llevarlo a cabo.

La aportación de esos 800 millones de euros se produciría una vez que los terrenos sobre los que se levantará el nuevo complejo sean recalificados (ahora mismo solo podría edificarse un proyecto residencial).

Una vez dado ese paso, el grupo Veremonte y sus socios comprarían los terrenos a La Caixa "por una cantidad que no vamos a desvelar", señaló Adserá, y el resto de la inversión provendría de los bolsillos de fondos inmobiliarios, fortunas extranjeras y operadores que estarían presentes en el complejo.

Recalificación y fortunas

Si hay alguien capaz de atar los cabos suelos del proyecto, la recalificación de los terrenos y la llegada de nuevos inversores, ese es Enrique Bañuelos.

Bañuelos abandonó el mercado español después de que Astroc se derrumbara en Bolsa (salió al mercado a 6 euros por acción y llegó a superar los 70 euros por título en unos meses; hoy Quabit cotiza a 0,04 euros). El empresario valenciano prosiguió una carrera exitosa de inversión en Brasil, donde apostó por activos inmobiliarios y agrarios. Hoy Veremonte tiene oficinas en Madrid, Londres, São Paulo y Pekín.

La inmobiliaria Astroc tenía como principal actividad la recalificación de suelo, terreno en el que Bañuelos supo aprovechar al máximo la política urbanística valenciana.

El empresario valenciano logró convencer como accionistas de Astroc a algunas de las mayores fortunas españolas, entre ellas el fundador de Inditex, Amancio Ortega, el tercer hombre más rico del mundo hoy en día, y la familia Nozaleda. En Brasil también se alió con conocidas fortunas del país para llevar a cabo sus proyectos inversores.

Complejo de juego y ocio

Un Eurovegas para niños

-Port Aventura: Barcelona World se ubicará en terrenos cercanos a Port Aventura, el parque temático controlado en un 50% por La Caixa.

-Turismo familiar: Xavier Adserá, de Veremonte, explicó que el proyecto está dirigido a un turismo familiar.

-Infraestructuras: los promotores destacan la cercanía al aeropuerto de Reus, al tren y al puerto.

Las negociaciones se iniciaron a principios de año

Enrique Bañuelos y su equipo expusieron la posibilidad de construir Barcelona World a principios de año. Según explicó ayer el consejero delegado de Veremonte, Xavier Adserá, la Generalitat les indicó entonces que hasta que Las Vegas Sands no decidiera la ubicación para su proyecto en España no podrían dar una respuesta.

El motivo, según desveló el viernes el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, era que la multinacional estadounidense exigía congelar las licencias de juego (Barcelona World también contempla la construcción de casinos).

El consejero de Empresa y Empleo de la Generalitat, Francesc Xavier Mena, llegó el viernes a poner en duda que Eurovegas se llegue a construir, debido a la dificultad de lograr la financiación necesaria y a la competencia que supondría ahora Barcelona World al proyecto de Adelson.

A pesar de esas dudas, la inmobiliaria española Metrovacesa se disparó ayer en Bolsa un 33,3% tras confirmar que es propietaria de terrenos en el ámbito de la Ciudad Norte de Alcorcón (Madrid), donde podría ubicarse el complejo Eurovegas.

La compañía informó que no tiene "suscrito acuerdo alguno en relación a dicho proyecto y suelo", ni le consta "la existencia de acuerdos por parte de terceras entidades, públicas o privadas, sobre el mismo asunto".

Metrovacesa cerró la jornada a 0,88 euros por acción, precio máximo desde mediados del pasado mes de febrero. Durante la sesión llegó a revalorizarse más de un 40%. La compañía cuenta con un escaso capital en Bolsa (el 95,6% del capital está controlado por Santander, Banesto, BBVA, BFA, Banco Sabadell y Banco Popular).