Compensación por los daños que les causó la quiebra de la compañía

La plantilla de Sintel recibirá 35 millones a cambio de retirar las demandas contra MasTec

Los trabajadores de Sintel percibirán 35 millones de euros en compensación por los daños que les causó la quiebra de la compañía en el año 2001, en virtud del acuerdo extrajudicial que han alcanzado con MasTec, empresa propietaria de la firma.

Como contraprestación, los empleados de Sintel se comprometen a retirar la acusación contra los responsables de la compañía, según informó a Europa Press el presidente de la asociación de extrabajadores de esta empresa, Adolfo Jiménez.

Este pacto podría evitar así la celebración del juicio oral por la quiebra de Sintel que estaba previsto que arrancara el próximo 5 de noviembre. Además, pone fin a un conflicto que se ha extendido durante más de una década y cuyo máximo exponente fue la acampada que durante seis meses mantuvieron los empleados en el paseo de la Castellana de Madrid en el año 2011.

"Con este acuerdo dejamos cerrado, por lo que a los trabajadores respecta y tras 12 años, el caso Sintel", destacó el representante de los trabajadores.

Según Jiménez, los 35 millones de euros permitirán que todos los trabajadores cobren lo que se les adeuda por la quiebra de Sintel y el plan de pensiones, y además, que perciban un importe por daños y perjuicios.

La comprobación de que efectivamente se cumple el acuerdo tendrá lugar el próximo 5 de noviembre, dado que el pacto fija que se pague el importe de la compensación antes de esta fecha. Una vez se ingrese este monto, los trabajadores retirarán su escrito de acusación.

En dicha fecha del 5 de noviembre estaba previsto que arrancara en la Audiencia Nacional la vista oral del caso, en la que se iban a sentar en el banquillo ocho antiguos directivos de la compañía, por presuntos delitos societarios, de insolvencia punible y contra la Hacienda pública, a los que se les reclamaba una indemnización de 296,5 millones de euros por el supuesto vaciamiento patrimonial de Sintel.