El mercado espera los detalles sobre el programa de compra de deuda

El BCE mantiene los tipos de interés en el 0,75%

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,75% mientras el mercado espera que desvele su política monetaria para la eurozona y ofrezca detalles sobre el programa de compra de deuda soberana.

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE

El BCE ha decidido dejar los tipos de interés inalterados en el 0,75%, en contra de lo previsto por el consenso de analistas de Bloomberg que preveían un recorte de hasta el 0,50%. Ahora, todas las miradas están puestas en el presidente del BCE, Mario Draghi, desde que en la rueda de prensa posterior a la reunión de la autoridad monetaria el pasado 2 de agosto pronunciara la solemne frase "haré todo lo necesario para asegurar la permanencia del euro, y será suficiente". Desde entonces, los mercados están descontando una acción del BCE que ayude a los países europeos a superar la crisis de deuda.

Miguel Paz, director de gestión de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja) afirma que "Draghi está obligado a anunciar medidas. No se puede permitir el lujo de una nueva cumbre ambigua. Si el banquero italiano no presenta en rueda de prensa posterior al comunicado un plan lo suficientemente creíble y contundente como para colmar las altas expectativas de los inversores, generaría ventas masivas de deuda italiana y española más concentrado en sus vencimientos cortos y los mercados desandarían todo lo andado".

Según Bloomberg, "el plan del BCE incluye la promesa de compra de cantidades ilimitadas de bonos, esterilizadas, y se abstiene de marcar un techo en los rendimientos. Las compras se centrarán en los bonos públicos con un vencimiento de hasta 3 años". "No obstante, hay algunos economistas que dudan de que Mario Draghi pueda dar todos los detalles del nuevo public-debt purchasing programme hoy. No olvidemos además que para que el BCE actúe a priori un país debe pedirlo con anterioridad al EFSF y éste debe coordinar con el BCE cuando sea firmado un MoU. Como sabéis, ni España ni Italia han solicitado oficialmente ayuda aún, algo que sí hizo Portugal. Además Alemania debe todavía aprobar el mecanismo de rescate el próximo 12 de septiembre", asegura Pablo García, director de Carax AlphaValue.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, también confía en que el BCE anuncie hoy su decisión de comprar deuda soberana de España e Italia para aliviar la presión de los mercados coincidiendo con la visita a Madrid de la canciller alemana, Angela Merkel.

"Ahora es especialmente importante que se disipen todas las inseguridades sobre el euro y que podamos volver a financiarnos a unos intereses razonables", afirma Rajoy en una entrevista que publica hoy el rotativo 'Frankfurter Allegemeinen'.

Añade que "las primas de riesgo no son el resultado de los fundamentos de la economía española, sino las dudas sobre el euro. Por ello insiste en una solución rápida" y destaca que las diferencias en los intereses que pagan Alemania y España para financiarse "están destruyendo nuestros esfuerzos".

"Es importante tener principios en la vida. Pero a veces también es bueno ser flexible", dice Rajoy, quien subraya el compromiso de su gobierno con el curso de ahorro, reformas y disciplina presupuestaria iniciado.

Solo los bancos centrales no solucionan el problema

Por su parte, el gobernador del Banco de Japón (BOJ), Masaaki Shirakawa, advirtió hoy de que "las acciones de los bancos centrales por sí solas no resolverán el problema" de la deuda en Europa y aseguró que la provisión de liquidez por parte de los emisores puede ofrecer solo "un alivio temporal".

"En otras palabras, es una medida que sirve para 'mitigar el dolor' o 'comprar tiempo'", afirmó Shirakawa en un discurso durante un foro económico en Tokio.

En este sentido, para afrontar la crisis de deuda, Shirakawa indicó que espera que las autoridades europeas lleven a cabo "medidas audaces", al tiempo que ve necesaria "una fuerte voluntad política".