Vencimiento en Septiembre

Las autopistas R-3 y R-5 renegocian su deuda de 500 millones

Accesos de Madrid, sociedad concesionaria de las autopistas radiales R-3 y R-5, ha abierto una negociación con sus bancos acreedores para renegociar su deuda, de unos 500 millones de euros, que vence en este mes de septiembre, según indicaron fuentes del mercado.

Ambas vías forman parte de la decena de autopistas de peaje que actualmente presentan un riesgo de quiebra por la caída de los tráficos y el sobrecoste que afrontaron con las expropiaciones necesarias para su construcción.

Accesos de Madrid, sociedad concesionaria y gestora de la R-3 Madrid-Arganda y la R-5 Madrid-Navalcarnero, está participada por Abertis, Bankia, ACS y Sacyr.

Las dos vías están acusando la caída del tráfico que el conjunto de las autopistas de peaje experimentan desde el inicio de la crisis.

En el primer trimestre del año, la R-3 registró una intensidad media diaria de unos 10.383 vehículos, lo que arroja una reducción del 15,3% en comparación a un año antes, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Fomento.

De su lado, la R-5 experimentó una caída del tráfico del 16,2% en los tres primeros meses del año, en los que contabilizó una media de 7.514 usuarios diarios.

Las vías, que cuentan con un plazo de concesión de cincuenta años, están en explotación desde junio de 2004. La R-3 cuenta con un longitud de 34 kilómetros y la R-5, de 28,3 kilómetros.

El anterior Gobierno autorizó en diciembre de 2010 a estas vías a subir un 1,95% adicional el precio de sus peajes cada año. Con esta medida, buscaba facilitar los medios para que generen los ingresos necesarios para devolver los préstamos participativos concedidos por el Estado.