Descarta la vuelta a la subvención de terminales al margen de campañas puntuales

Vodafone exige la eliminación inmediata del impuesto para financiar a RTVE

Vodafone exige la "eliminación ya" del canon que pagan los operadores de telecos móviles para financiar a RTVE, porque considera que es "arbitraria, inoportuna e inadecuada". Su presidente español, Francisco Román, criticó ayer que las cargas fiscales propias del sector sean tres puntos superiores a las de países como Alemania o Reino Unido.

Vodafone exige la eliminación inmediata del impuesto para financiar a RTVE
Vodafone exige la eliminación inmediata del impuesto para financiar a RTVE

El presidente de Vodafone España, Francisco Román, reclamó ayer durante el seminario de telecos que se celebra en Santander, organizado por la patronal Ametic, que este sector de actividad clave para la recuperación económica y del empleo en España no se vea por parte de la Administración pública como "un generador fácil de impuestos solo porque maneje flujos altos de dinero".

Román exigió que se elimine de manera inmediata el impuesto que pesa sobre las cuatro principales operadoras de telefonía móvil españolas que tiene como objetivo contribuir a la financiación del grupo público de televisión RTVE y obliga a las compañías a hacer una aportación para este fin del 0,9% de sus ingresos. El directivo calificó el canon como "arbitrario, inoportuno e inadecuado".

Román, por otra parte, instó a que sean más compañías las que contribuyan al Fondo Nacional del Servicio Universal. Hasta ahora Vodafone, Orange y Telefónica, que es la que presta el servicio, se reparten el esfuerzo en función de su peso en el mercado.

La norma sobre fibra óptica debe favorecer la competencia

Vodafone afirma, por otra parte, que mantiene intacto su compromiso con España. Román dijo durante su intervención que la empresa va a seguir invirtiendo "con o sin crisis", e indicó que el capex de Vodafone España este año rondará los 500 millones.

La operadora seguirá desplegando redes por toda la geografía española y, como ejemplo, Román se refirió a los avances incorporados en las infraestructuras para evitar la descarga rápida de las baterías de los teléfonos inteligentes, mediante una reducción de las exigencias de "señalización" de estos aparatos. "Hay que estar invirtiendo continuamente en redes", afirmó Román, añadiendo que la operadora ha estado ampliando la cobertura y mejorando la capacidad de la infraestructura en las zonas rurales.

Román descartó la vuelta a la subvención de terminales como política general, pero dijo que hay "rachas" en la que "no se pueden" permitir la eliminación de incentivos a la compra, si bien estratégicamente les interesa reducir su peso en la captación de nuevos usuarios. "Los escenarios competitivos son muy complicados. Muchas veces estamos inmersos en el dilema del prisionero y hay rachas que te lo puedes permitir y rachas que no. Iremos haciendo ajustes tácticos sobre un movimiento estratégico", afirmó. En esta línea el presidente de Telefónica Europa, José María Álvarez-Pallete, señaló que su compañía subvenciona terminales pero exclusivamente en la fidelización de clientes.

Román defendió la relevancia de las telecomunicaciones, indicando que "es un sector que dinamiza la economía". El directivo destacó que la telefonía contribuye a la mejora de aspectos como la productividad en las empresas.

El ejecutivo explicó que la nueva regulación del sector deberá favorecer las inversiones en redes, promover la estabilidad e impulsar la consolidación, la compartición y la conversión. Además, indicó que la legislación debe dar mayor relevancia a las medidas estructurales y poner énfasis en la eficiencia dinámica.

Asimismo, el responsable de Vodafone señaló que la regulación deberá ser pro competitiva para la fibra. En este caso, indicó que hay gran incertidumbre en la recuperación de las inversiones para los operadores alternativos, y pidió una posición clara del reculador en esta materia.

Pese a los acuerdos con la filial de Telefónica en el Reino Unido para colaborar en la extensión de esta red de alta capacidad, no quiso pronunciarse sobre lo que ocurrirá en España.

Inercia de contratos en la Administración

Francisco Román advirtió que las Administraciones públicas españolas mantienen una inercia de contratación de servicios con el operador incumbente, Telefónica, le impide beneficiarse de la reducción de costes que tendría si contratara los servicios de telecomunicaciones móviles con operadores alternativos.

El presidente de Vodafone en España indicó el contraste que supone que mientras que Telefónica cuenta con una cuota de mercado en el sector público del 70%, su participación en el segmento de particulares en móviles ha disminuido hasta el 40% y hasta el 54% en empresas; Román dijo que el cambio supondría no solo una reducción de costes para la Administración, sino también una mayor eficiencia y unos mejores servicios.

El directivo cree que solo "la inercia" puede justificar estos datos.

Buena noticia

Vodafone considera que la decisión del Gobierno de adelantar un año la liberación del espectro, ahora en manos de las televisiones, para la telefonía móvil 4G "es una buena noticia", que permitirá gestionar con más libertad la incorporación de esta tecnología.