El banco que preside Ángel Ron advierte que todavía no ha cerrado ningún tipo de acuerdo

Popular estudia la compra de BMN

Popular reconoce a la CNMV que estudia la integración con BMN. Esta última entidad, formada por Cajamurcia, Caixa Penedès, CajaGranada y Sa Nostra, también ha reconocido que al supervisor que analiza esta posibilidad.

Popular ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, dentro del estudio de las distintas alternativas que pudieran existir en el marco de la reestructuración que se está viviendo en el sector financiero, una de las que se está valorando es la posible integración de BMN, "sin que hasta la fecha se haya alcanzado ningún tipo de acuerdo que, en caso de producirse, sería inmediatamente comunicado a los mercados". El diario ABC avanza en su edición impresa de hoy esta posibilidad.

"Banco Popular mantiene, tras la exitosa integración de Banco Pastor, su apuesta por la independencia y por el liderazgo en la consolidación del sector financiero español", añade en la nota enviada a la CNMV. Fuentes oficiales de la entidad han declinado hacer comentarios adicionales sobre esta información. BMN, por su parte, también añade al supervisor que "dentro del análisis de las distintas alternativas que pudieran existir en el contexto del proceso de restructuración que se desarrolla en el sector financiero en España, entre otras, se está

valorando la posible integración con Banco Popular, sin que, hasta la fecha, se haya alcanzado ningún tipo de acuerdo".

Mare Nostrum tenía prácticamente cerrada la fusión con Liberbank, entidad que finalmente ha firmado un acuerdo de integración con Ibercaja, pero que finalmente se truncó. Los resultados definitivos de los test de estrés que está en pleno proceso de elaboración Oliver Wyman no se conocerán hasta mediados de septiembre y, previsiblemente, hasta entonces no se cerrará ninguna operación de integración.

Resultados y capital

Banco Popular cerró el primer semestre del ejercicio con un retroceso del 42,5% en el beneficio atribuido, hasta 175,6 millones de euros. Esta caída se debió a la fuerte dotación de provisiones, que ascendió a 3.433 millones, de los que 2.500 millones son consecuencia de los reales decretos aprobados por el Gobierno. Todos los márgenes de negocio creciero con fuerza. El grupo cuenta con un core Tier 1 (capital de máxima capital, según la terminología de la Autoridad Bancaria Europea o ABE) del 10,3%, frente al 9% exigido a junio.

Curiosamente, el director general y corporativo de finanzas del banco, Jacobo González-Robatto, explicó durante la presentación de resultados del primer semestre que hará lo que sea antes que pedir ayudas a Europa para cumplir con las exigencias de provisiones y capital para sanear su cartera de activos tóxicos tras el examen que lleva a cabo el Banco de España con un grupo de auditoras. "Si tenemos que reducir tamaño para hacerlo lo haremos, pero no pediremos ayudas", subrayó.

BMN, por su parte, obtuvo un beneficio atribuido de 7,26 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una caída del 93,6%, informó la entidad constituida por Cajamurcia, Caixa Penedès, CajaGranada y Sa Nostra. Las pérdidas por deterioro de activos financieros del grupo se elevaron hasta 255,3 millones de euros, con un aumento de más de 240 millones de euros en relación con el año anterior. Además, las provisiones constituidas permitieron minorar estos requerimientos en 66 millones de euros.

El banco integrado por las cajas de ahorros señala en su informe de gestión del primer semestre que para cumplir con los dos primeros decretos necesita unas coberturas exigidas de 1.580 millones de euros y añade que para alcanzar el 8% de capital de máxima calidad requiere 701 millones de euros, "habiéndose iniciando el proceso de reducción de estos requerimientos".

En el plan. el grupo indica que "continúa analizando la participación en una operación corporativa de integración, agregando, en su caso, como estrategia de capitalización el canje de instrumentos híbridos en obligaciones subordinadas necesariamente convertibles en acciones que computen como capital principal y la concesión de ayudas públicas, mediante la emisión de obligaciones convertibles contingentes.