La ampliación se realizará previsiblemente a mediados de la próxima semana

El FROB inyectará 4.500 millones en Bankia para restaurar su solvencia

La comisión rectora del FROB acordó ayer inyectar 4.500 millones de euros en BFA, la matriz de Bankia, para restaurar su solvencia. La operación se realizará "con carácter inminente", previsiblemente a mediados de la próxima semana. El dinero saldrá del Tesoro pero no computará como deuda pública porque es un anticipo de la ayuda que vendrá Bruselas.

El FROB inyectará 4.500 millones en Bankia para restaurar su solvencia
El FROB inyectará 4.500 millones en Bankia para restaurar su solvencia

El nuevo Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) se ha estrenado con una operación de calado. Tres días después de que el Gobierno aprobara la nueva normativa que regula el funcionamiento de este organismo, su comisión rectora se constituyó y acordó la inyección de 4.500 millones de euros en Banco Financiero y de Ahorros (BFA, la matriz de Bankia).

El dinero saldrá del Tesoro en forma de bonos o liquidez, que irán directamente a capitalizar la matriz. Esta, a su vez, adquirirá deuda subordinada de Bankia, que computará como recursos propios, según fuentes de Economía. Al considerarse un préstamo puente del rescate europeo a la banca no computará en el ratio de deuda respecto al PIB.

BFA está nacionalizada desde que el nuevo presidente ejecutivo, José Ignacio Goirigolzarri, sustituyó a Rodrigo Rato y pidió la conversión en capital de 4.465 millones de dinero público que el grupo había recibido previamente en forma de préstamo.

El Tesoro será el encargado de adelantar el dinero necesario

BANKIA 1,78 2,65%

El FROB argumenta su decisión asegurando en un comunicado que lo hace para "restablecer los niveles de capital regulatorio del grupo". De acuerdo con el informe semestral, BFA tiene un ratio de capital principal (core capital) del 1,8%, cuando la nueva regulación impone la obligación de tener un ratio del 9%.

Una vez que se materialice la decisión de ayer del FROB, previsiblemente a mediados de la próxima semana, el grupo Bankia habrá recibido 8.965 millones de euros de fondos públicos. Sin embargo, no será suficiente para cumplir con los saneamientos previstos. Según el plan de saneamiento y recapitalización presentado por Goirigolzarri, la entidad necesitará otros 14.500 millones.

Bankia iba a recibir dinero proveniente del fondo de rescate europeo, pero finalmente el FROB, gracias al colchón de liquidez que mantiene el Tesoro español, ha decidido adelantarse.

El detonante en la rápida inyección de ayudas públicas a la entidad fue la publicación el pasado viernes de unas pérdidas multimillonarias en el primer semestre. Entre enero y junio, Bankia acumuló unos números rojos de 4.448 millones. Unas cifras que no eran totalmente inesperadas para el mercado, ya que los analistas calculaban unas pérdidas para el conjunto del actual ejercicio de hasta 10.000 millones. De hecho, el propio plan de saneamiento presentado por el nuevo equipo gestor del banco implicaba el reconocimiento de parte de los saneamientos (en crédito a promotores, activos adjudicados, etc...) en la cuenta de resultados.

En 2012, el grupo contempla unas necesidades totales de saneamientos extraordinarios de 13.715 millones de euros, de los que 6.798 millones ya se han llevado a cabo en el primer semestre y el resto se acometerán en el segundo. El principal lastre de Bankia es su voluminosa cartera de ladrillo, en la que los activos problemáticos se cifran en 31.000 millones de euros. La mayoría de ellos serán traspasados al banco malo que está diseñando el Ejecutivo.

Las cifras

10.000 millones de euros de pérdidas podría llegar a perder el grupo Bankia a lo largo del ejercicio 2012, de acuerdo con las estimaciones de analistas.

1,8% es el ratio de capital principal que tiene la matriz de Bankia, BFA, frente al 9% que se va a exigir al sector.