Las claves sobre el alza del precio de los carburantes

¿Cuántas subidas de impuestos han sufrido los hidrocarburos desde que se inició la crisis?

Se han producido cuatro incrementos impositivos desde 2009. El primero fue la subida de impuestos especiales, con un alza de 2,9 céntimos por cada litro de gasolina y gasóleo. El segundo se produjo en julio de 2010, cuando el Ejecutivo presidido por Zapatero, presionado por Bruselas, decidió subir el tipo general del IVA del 16% al 18% y el reducido del 7% al 8%. Ahora, el Gobierno dirigido por Rajoy elevará el tipo general hasta el 21%. Finalmente, la mayoría de gobiernos autonómicos han optado por aplicar el recargo máximo del céntimo sanitario para tratar de enjugar unas cuentas públicas necesitadas de ingresos.

¿Cómo se han comportado el consumo y la recaudación del Estado ante estos cambios?

El consumo de los particulares ha caído en picado a medida que el precio de los carburantes ha aumentado y la crisis económica se ha acelerado. En los 12 meses que han transcurrido entre junio de 2011 y mayo de 2012, el consumo de combustibles de automoción ha caído un 5,4%. Las ventas de gasolina de 95 octanos han retrocedido un 4,7% y las de gasóleo un 5,2% en ese mismo periodo. Los principales afectados de esta caída de las ventas son las estaciones de servicio, con un fuerte recorte de su margen. En cuanto a la recaudación, los últimos datos de ejecución presupuestaria muestran un ajuste del 7,1% en el primer semestre con una pérdida de 330 millones.

¿Hay otros países de la zona euro en los que el precio esté incrementándose a la misma velocidad?

Sí, especialmente en aquellos países que han sido intervenidos (Grecia, Irlanda y Portugal) y en aquellos que están teniendo que aprobar medidas de consolidación fiscal para reducir sus abultados déficit y deuda. Es el caso de Italia, en el que la pasada semana se alcanzó un nuevo récord histórico al superar la gasolina los dos euros, mientras que el diésel ya ronda los 1,90 euros. A muy poca distancia se sitúa Grecia, en el que el precio medio de la gasolina ya ha superado los 1,8 euros y el del diésel los 1,6. En ambos casos, el peso de los impuestos respecto al precio final es el mayor de toda la zona euro, con un 57% del total para la gasolina.