Preguna y respuesta

¿Qué efectos tendrá el decreto que prepara Economía?

¿Qué grado de solvencia se requerirá ahora a las entidades bancarias?

El nuevo decreto de reforma financiera en el que Economía trabaja de la mano con la troika (Consejo Europeo, BCE y FMI) eleva la exigencia mínima de capital principal hasta el 9%, un porcentaje que solo se pedía ahora a las entidades sistémicas, según criterios de la Autoridad Bancaria Europea. Toda la banca española deberá alcanzar esta cota para el 1 de enero de 2013.

¿Qué ocurrirá con los bancos que no cumplan los requisitos de solvencia o sean calificados de inviables?

La normativa traza una exhaustiva hoja de ruta que va desde la supervisión de un plan de la entidad para reconducir su situación hasta la resolución ordenada de la misma, si no fuera posible salvarla mediante una intervención preventiva o un programa de reestructuración.

¿En qué consiste la llamada "intervención temprana" y qué puede suponer?

Una de las principales novedades del decreto es el gran poder que se otorga al Banco de España que puede aprobar una intervención preventiva si detecta, o espera, problemas en una entidad. En ese caso, podrá reemplazar a los administradores del banco o caja y renegociar el pago de deudas a los acreedores. Si fuera necesario, la entidad recibiría una inyección de ayudas en forma de instrumentos convertibles que el beneficiario tendrá dos años para amortizar.

¿Cómo se lleva a cabo un plan de reestructuración?

En aquellos casos en los que la intervención preventiva no sea solución suficiente, el FROB, en colaboración con el Banco de España y con el visto bueno de Hacienda, podrá proporcionar fondos públicos para reflotar la entidad, con la condición de que esta los devuelva en cinco años, ampliables a siete.

¿Qué pasos habrá que seguir a la hora de iniciar una resolución ordenada?

Si la debilidad de la entidad es considerada como irreversible, el FROB tendrá dos meses para elaborar un plan de resolución ordenada. Expertos independientes deberán valorar la entidad, que será desguazada luego por el FROB para traspasar los activos más atractivos a un banco puente que deberá venderse a terceros en un plazo de cinco años. Para facilitar la operación, el organismo tendrá carta blanca para financiar a los potenciales compradores a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), mediante créditos o avales. También podrá saltarse las normas de competencia si lo necesita.

¿Qué es el banco malo y cuál es su función en la reordenación bancaria?

Los activos tóxicos de las entidades a liquidar serán traspasados a una sociedad pública de gestión de activos, el llamado banco malo, cuyas principales características están por definir, para su posterior venta.

¿Cómo afecta un proceso de liquidación los accionistas de la entidad?

El resto de activos y pasivos del banco, así como lo que quede de él cinco años después de iniciar la resolución, será liquidado por el procedimiento concursal. Accionistas, cuotapartícipes o socios serán los primeros en soportar las pérdidas. Los acreedores subordinados sufrirán también las consecuencias en segundo orden de prelación.

¿Qué responsabilidad se exigirá a los banqueros?

El borrador del nuevo decreto, cuyo contenido está sujeto a modificaciones, establece que los administradores tendrán que responder por daños y perjuicios en el caso de que quiebren una entidad.

¿Qué papel jugará el FROB en estos procesos? ¿Con qué poderes cuenta?

El FROB, bajo el control absoluto del Ministerio de Economía y el Banco de España, tendrá plenos poderes para decidir dentro de una entidad intervenida. Sus decisiones serán ejecutadas sin que deba mediar el permiso de accionistas, gestores, o autoridades y podrán incluir la sustitución de las cúpulas directivas o la paralización de procesos judiciales

¿Cómo aborda la legislación el problema de las emisiones preferentes?

Aunque los dueños de preferentes sufrirán previsiblemente fuertes quitas, la normativa endurece su venta de cara al futuro.