Samaras pide "tiempo para respirar"

Merkel condiciona el futuro de Grecia al informe de la troika

El primer ministro griego Andonis Samaras ha señalado en la rueda de prensa celebrada con Angela Merkel que Atenas no quiera depender del dinero prestado. Lo único que necesita es tiempo para poder asimilar el programa de ajustes.

La cita era una de las más esperadas. El primer ministro griego, Andonis Samaras, se ha reunido con la canciller alemana para abordar de Atenas justo en un momento en que el dirigente heleno ha empezado a reclamar más tiempo para que su país pueda cumplir con las obligaciones impuestas para la recepción de ayuda.

La canciller alemana no ha dado nuevas pistas sobre cuáles serán las decisiones que se tomarán para que Grecia salga adelante, tan solo se ha limitado a repetir lo que ya adelantó en su viaje a Moldavia. Merkel, conocida por su oposición a cualquier cambio en las condiciones impuestas a Grecia y a otros países, espera a conocer el informe que elaboren los inspectores de la troika tras su vista a Atenas en septiembre para supervisar el grado de cumplimiento de las reformas.

En su comparecencia ante los medios, la canciller ha señalado la importancia de continuar la senda de los esfuerzos y ha reiterado sus deseos de que Grecia continúe formando parte del euro tal y como quedó patente ayer en la reunión mantenida con Fraçois Hollande.

Ambos dirigentes han considerado muy constructivas las nuevas relaciones que se inician con este encuentro. Samaras ha señalado por activa y por pasiva que no quieren depender de dinero ajeno. Según sus propias palabras, el pueblo griego "es un pueblo muy orgulloso" que dispone de importantes recursos para salir adelantes. Entre sus prioridades se encuentran el desarrollo y el consiguiente crecimiento económico.

El primer ministro griego confía en que el informe de la troika evidencie los resultados frutos de los esfuerzos emprendidos hasta el momento. Según ha declarado las medidas puestas en marcha por el nuevo ejecutivo va a dar frutos muy pronto. "Ya estamos el déficit presupuestario nacional" que permitirá devolver al país la credibilidad que tanto necesita.