El FEEF actuaría en el mercado primario de deuda y el BCE en el secundario

España admite contactos con otros países sobre un posible rescate en septiembre

España ha mantenido contactos con varios países de la zona euro desde hace unas semanas sobre las condiciones de un eventual rescate, que se centraría en la reducción de los elevados costes de financiación del país, y que no sería solicitado hasta septiembre. Fuentes del Gobierno han asegurado que aún no se ha tomado ninguna decisión concreta al respecto.

Luis de Guindos, ministro de Economía
Luis de Guindos, ministro de Economía

Según las fuentes consultadas por Reuters la opción sobre la que se está trabajando afecta exclusivamente a una ayuda en el mercado de deuda pública para frenar el encarecimiento de los bonos españoles frente a los alemanes. Una opción que se ejecutaría a través del actual fondo de rescate europeo, el FEEF, que compraría bonos en las subastas del mercado primario y a través del BCE, que actuaría en el mercado secundario. Hasta ahora ha sido la institución dirigida por Mario Draghi la encargada de realizar las compras masivas de deuda en el mercado secundario, dado que el FEEF no dispone de ficha bancaria y tiene, por tanto, una capacidad más reducida para financiarse.

Las conversaciones con otros países de la zona euro se llevan a cabo desde hace semanas, según las fuentes consultadas, si bien aún no hay una cifra concreta para el posible rescate a la espera de que el Banco Central Europeo de a conocer el próximo 6 de septiembre las medidas concretas. Unas inyecciones que en cualquier caso se activarían siempre y cuando los países solicitaran ayuda al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y acataran las condiciones exigidas por la Comisión Europea y que, según insinuó, estarían enfocadas sobre los plazos más cortos de la curva de vencimiento.

Fuentes del Gobierno han reconocido a Europa Press la existencia de contactos con otros miembros de la zona euro pero han dejado claro que el Gobierno español aún no ha tomado una decisión al respecto. "Se han mantenido discusiones sobre cómo se podría cumplir en la práctica con las condiciones indicadas por el presidente del BCE. Existen varias posibilidades, pero no es correcto hablar de que hay negociaciones", han explicado fuentes diplomáticas europeas.

Una semana después de la reunión del BCE los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) tienen previsto reunirse el 14 y 15 de septiembre, una cumbre donde se podrían tratar las condiciones de un futuro rescate blando a España.

En un primer momento el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó de plano la petición de rescate. Sin embargo, según han ido avanzando las semanas el discurso de Rajoy se ha ido suavizando hasta señalar que estudiarán las medidas que anuncie el organismo dirigido por Mario Draghi en septiembre y que será entonces cuando el Gobierno adopte una decisión.

El sobrecoste que paga el bono español a diez años por financiarse frente al alemán se ha ido suavizando en las últimas semanas desde que el pasado 24 de julio la prima de riesgo española tocara un máximo histórico intradía en los 649,8 puntos básicos. El spread se sitúa hoy en los 497 puntos.