Los tres aterrizajes de emergencia fueron algo "excepcional", según O'Leary

Ryanair amenaza con demandar al Sepla por "difamación"

El presidente de la aerolínea de bajo coste Ryanair, Michael O'Leary, ha apuntado en rueda de prensa que demandará por "difamación" al sindicato de pilotos Sepla. Sus "falsas afirmaciones" al respecto de los tres aterrizajes de emergencia que realizó la aerolínea el pasado 26 de julio en Valencia "han de ser retiradas".

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, durante la rueda de prensa celebrada hoy en Madrid
El presidente de Ryanair, Michael O'Leary, durante la rueda de prensa celebrada hoy en Madrid

Ryanair ha anunciado que emprenderá acciones legales contra el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) por "difamación", con el fin de "garantizar" que las "falsas afirmaciones" realizadas por la organización sindical sean retiradas y asegurar que "el impecable historial de seguridad de 28 años de la aerolínea sigue intacto".

El presidente de la aerolínea, Michael O'Leary quería responder en rueda de prensa a las noticias "falsas y enloquecidas", según él, que han aparecido en los medios los últimos días al respecto de los tres aterrizajes de emergencia que sus pilotos se vieron obligados a realizar en el aeropuerto de Valencia el pasado 26 de julio.

También ha puesto en manos de sus abogados las declaraciones realizadas por el comandante de Iberia, Jorge Ruiz, y por el abogado de la Confederación Española de organizaciones de amas de casa, consumidores y usuarios (Ceaccu), Eugenio Ribón. Tras los incidentes registrados en Valencia, el piloto acusó a la compañía de asignar primas a sus comandantes por ahorrar costes de combustible, mientras que la organización de consumidores denunció los hechos y acusó a la aerolínea de "comprometer la seguridad de los pasajeros".

O'Leary ha retado al sindicato a exponer sus reclamaciones ante las autoridades irlandesas, no ante las españolas. "Desde 2009 hasta hoy, no han iniciado ningún procedimiento. Se han limitado a comentar", afirmó O'Leary. El directivo hace referencia a la petición por parte del colectivo de pilotos de que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) llegue "hasta el fondo" en su investigación sobre la 'low cost' a raíz de sus aterrizajes forzosos por falta de fuel.

"Es una situación muy excepcional", aseguró el presidente, que volvió a recalcar que sus aviones y procedimientos cumplen con todas las exigencias de seguridad de las autoridades europeas e irlandesas. O'Leary achacó las maniobras al hecho de que los aviones fueron desviados desde Madrid a Valencia y que, una vez allí, sobrevolaron el aeropuerto en espera durante más de una hora. "¿Durante cuánto tiempo hay que estar en el aire?", se preguntó el directivo.

Según la compañía, cada uno de estos aviones voló adicionalmente más de una hora tras realizar su aproximación a Madrid, motivo que llevó a que declararan el aterrizaje de emergencia llegando al aeropuerto en Valencia con tiempos de reserva de combustible de entre 28 y 34 minutos. Aseguró que sus pilotos habían actuado tal y como exige el manual y los procedimientos de seguridad.

O'Leary recordó que la compañía informó al día siguiente a las autoridades irlandesas de estas circunstancias. Desde Irlanda, están investigando estos hechos, con la colaboración de las autoridades españolas, y espera que en el plazo de dos semanas finalice y se conozcan todos los pormenores.

El presidente se dolió especialmente de las declaraciones del Sepla y de pilotos de Iberia, de los que dijo "no tener idea de lo que pasa dentro de los aviones". Instó a este colectivo a tener "un mayor grado de conocimiento y a comportarse responsablemente". También denunció las declaraciones del representante de la asociación de consumidores Ceaccu "que debería tener en su mano las pruebas antes de realizar declaraciones falsas" así como las falsas afirmaciones realizadas por fuentes sin identificar del ministerio de Fomento.

Por otro lado, el presidente de la low cost irlandesa ha salido al paso de las informaciones que ponen en duda las actuaciones llevadas a cabo por la aerolínea y ha insistido en que Ryanair no va a perder su licencia. "Es falso que la compañía tenga abiertos 100 expedientes de seguridad", ha indicado. "Tenemos constancia de 10 investigaciones relacionadas con la seguridad en España durante los últimos 12 meses sobre un total de más de 120.000 aterrizajes de aviones de la compañía en las instalaciones aeroportuarias de este país", ha remarcado.

O'Leary negó también como ya hiciera hace unos días que los pilotos de la compañía sufran ningún tipo de presión y defendió que siguen "las mismas normativas" que el resto de profesionales del colectivo.

Es falso que exista un ranking de los pilotos que menos combustible gastan. æpermil;stos profesionales no pueden reducir costes y no están bajo ningún tipo de presión que no sea la priorizar la seguridad a bordo", ha zanjado.

O'Leary ha aclarado que los comandantes son "libres" para gastar el combustible que consideren necesario aunque explicó que deben reportar un informe en el caso de que superen los 300 kilogramos adicionales para explicar los motivos que les han llevado a ello. "No queremos que nuestros aviones vuelen de manera habitual ni con demasiado combustible ni con demasiado poco. El objetivo es que lo hagan con el nivel óptimo que se considera seguro", afirmó

O'Leary ha apuntado que quiere asegurarse de que el "impecable" historial de seguridad de la aerolínea irlandesa durante estos 28 años de vuelo continúa "intacto".