Merkel enfría las expectativas sobre su reunión

Samaras pide tiempo y Juncker lo condiciona al resultado del informe de la troika

El primer ministro griego, Antoni Samaras, ha pedido más tiempo para aplicar los nuevos ajustes en Grecia. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, le ha respondido que se tomaría una decisión una vez que la troika concluya su informe. Merkel, por su parte, también ha enfriado el optimismo a una respuesta rápida a la situación griega al asegurar que no tomará ninguna decisión en su reunión del viernes.

La respuesta a la situación griega se dilata. El primer ministro griego, Antoni Samaras, ha pedido dos años más para cumplir con el programa de reformas y ajustes y el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, le ha respondido que se tomaría una decisión una vez que la troika concluya su informe. "En lo que concierne a la prórroga pedida por el Gobierno se deberá tener en cuenta el informe de la troika", ha declarado Juncker en una rueda de prensa en Atenas junto a Samarás.

El jefe del Eurogrupo ha declarado que Grecia debía seguir en el euro, y que una eventual salida del país heleno supondría un "grave riesgo" para toda la eurozona. A pesar del apoyo a la permanencia de Grecia en la divisa común, Juncker ha sentenciado: "Debo decirles la verdad, Grecia está sufriendo una crisis de credibilidad". Esa crisis de credibilidad se debe a la falta de avances en algunos puntos acordados en el programa de ajuste, como el retraso en las privatizaciones y la mejorar de la competitividad de la economía helena.

Asimismo, ha lanzado un dardo a los responsables europeos que han criticado a Grecia en los últimos meses. "Si esos que piden la salida de Grecia de la eurozona hablasen menos, las privatizaciones habría avanzado más rápido", ha destacado el luxemburgués.

Del informe de la troika (FMI, BCE, CE) depende la liberación de un tramo de 31.000 millones de euros que Grecia necesita para hacer frente a sus pagos y que es parte de los 130.000 millones de euros del segundo rescate heleno. Grecia todavía debe presentar a sus socios una serie de nuevos recortes por 11.500 millones de euros, exigidos por la troika para que los prestamistas de Grecia accedan a seguir financiando al país.

El también primer ministro luxemburgués se ha mostrado contrario a un tercer paquete de rescate a Grecia con el que se ha especulado en la prensa, dado que si finalmente se accede a una ralentización de los ajustes en Grecia, el país requeriría más fondos de sus socios. Juncker no ha mencionado durante la rueda de prensa un marco temporal para la adopción de decisiones sobre Grecia, pero en una entrevista hoy con la televisión luxemburguesa RTL declaró: "no habrá ninguna decisión sobre Grecia antes del mes de octubre".

Por su parte, Samaras se ha comprometido a cumplir los acuerdos del país con sus acreedores, pero ha destacado que era necesario que Grecia -que atraviesa su quinto año de recesión- vuelva a crecer económicamente. "Hemos declarado que aplicaremos al pie de la letra el acuerdo. Lo que pedimos es volver a crecer lo antes posible", ha explicado Samaras. Además, ha añadido que su Gobierno ampliará el programa de privatizaciones y acelerará las reformas y la lucha contra la evasión fiscal para demostrar su compromiso en la aplicación de las reformas.

A primera hora, Samaras ya pedía en una entrevista publicada en el diario alemán Bild "un poco de aire" a la troika para cumplir con las condiciones de los rescates. "Todo lo que queremos es un poco de aire para respirar para hacer que la economía mejore y aumentar los ingresos estatales. Más tiempo no significa automáticamente más dinero", explicaba.

Por su parte, Merkel ha vuelto a enfriar el optimismo a una respuesta rápida a la situación griega al asegurar que no tomará ninguna decisión el viernes, día en el que se reúne con el primer ministro griego Antonis Samaras. Con todo, la canciller alemana ha dejado la puerta abierta a cambios en el calendario de ajuste fiscal de Grecia.

Merkel también ha declarado que no adoptará ninguna medida y que habrá que esperar hasta que los miembros de la troika analicen los progresos adoptados por Grecia y decidan si descongelan un tramo de 31.000 millones de euros del crédito aprobado en el segundo rescate. "Esperaremos a la decisión de la troika y entonces adoptaremos una decisión", ha declarado. Será en el mes de octubre cuando la troika adopte una decisión final sobre dicho tramo del segundo rescate a Grecia.

Monti y Merkel se reunirán en Berlín el próximo miércoles

El primer ministro italiano, Mario Monti, y la canciller alemana, Ángela Merkel, se reunirán el próximo 29 de agosto en Berlín para abordar la actual situación de la crisis financiera que afecta a varios países de la zona euro, entre ellos Italia, confirmó hoy el Gobierno.

Este encuentro llega después de la cumbre bilateral ítaloalemana que se celebró el pasado 4 de julio en Roma, en la que ambos mandatarios renovaron su alianza en pro de reforzar el crecimiento económico en la Unión Europea (UE) y una mayor integración a nivel comunitario. Además, se enmarca dentro de los contactos reglares entre Merkel y Monti, quien llegó en noviembre al poder para sanear las cuentas públicas de Italia.

La última reunión tuvo lugar el pasado 22 de junio en Roma junto al presidente de Francia, François Hollande, y el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, como líderes de las cuatro primeras economías de la zona euro.