Bolsa de Nueva York

Wall Street sucumbe a las ventas

Los números verdes con los que dio comienzo a la jornada se han evaporado. Al cierre, el Dow Jones se ha dejado un 0,51%, el S&P 500 ha retrocedido un 0,35% y el tecnológico Nasdaq ha caído un 0,29%.

Aunque la apertura fue positiva, al cierre el parqué neoyorquino se ha teñido de rojo a la espera de las conclusiones de la reunión del Comité Abierto de la Reserva Federal de EE UU sobre política monetaria. En la última reunión del FOMC los presidentes de las Reservas Federales acordaron mantener los tipos de interés y no anunciar un nuevo programa de recompra de bonos, conocido como QE3, que el mercado esperaba. La institución dirigida por Ben Bernanke si que anunció entonces que adoptaría nuevas medidas de liquidez en caso de que fuera necesario pero anunció además un recorte en sus previsiones sobre la economía estadounidense. La Fed afirmó entonces que los tipos de interés continuarán en zona de mínimos históricos, entre 0% y 0,25%, hasta finales de 2014.

Con este telón de fondo, el índice Dow Jones ha restado un 0,51% hasta situarse en 13.203 puntos, el S&P 500 ha cedido un 0,35% hasta los 1.413 puntos y el tecnológico Nasdaq ha caído un 0,29% que le ha colocado en 3.067 puntos.

Dentro del Dow Jones, los valores que han encabezado las pérdidas han sido Verizon, que se ha dejado un 1,85%, la farmaceútica Merck, que también ha restado un 1,85%, y Walt Disney, que ha caído un 1,61%. En el lado positivo de la tabla se han situado la financiera JP Morgan, que ha ganado un 1,79%, la empresa de telecomunicaciones Cisco Sistems, que ha sumado un 1,16%, y Kraft, que se ha anotado un 0,83%.

Fuera de este índice, el gigante tecnológico Apple ha sufrido una caída del 1,37% un día después de haberse convertido en la empresa con mayor capitalización bursátil de la historia al tocar los 623.520 millones de dólares. Por otro lado, Best Buy ha reducido sus pérdidas del 7% de la apertura al 1,38% después de que llegara a caer un 10% en las operaciones fuera de mercado. La firma ha rebajado sus previsiones de beneficio para el año tras presentar unos resultados trimestrales que han estado por debajo de lo que esperaban los analistas.

En otros mercados, el barril de petróleo de Texas se cambia a 96,40 dólares por barril.