Adjudica el máximo previsto, 4500

El Tesoro coloca 4.500 millones en letras con tipos que vuelven a niveles de mayo

El Tesoro ha vuelto a los mercados colocando 4.512 millones de euros, el máximo previsto, en letras a 12 y 18 meses con una buena demanda y con tipos no sólo un punto por debajo de los alcanzados en julio sino que vuelven a niveles de mayo.

Pantalla de cotizaciones
Pantalla de cotizaciones

La colocación del Tesoro de hoy no ha hecho más que confirmar lo que ya se venía esperando en el mercado en las últimas sesiones y es que con la prima de riesgo y la rentabilidad del bono español no solo a diez años sino también en plazos más cortos, el Tesoro ha podido colocar cómodamente el máximo previsto en esta emisión, 4.500 millones de euros en letras a 12 y 18 meses.

Los tipos de interés a los que se ha colocado la emisión han estado cerca de un punto por debajo de los que se pagaron en la subasta del 17 de julio y vuelven a niveles de mayo. Concretamente, se han colocado 982 millones de euros al tipo medio de 3,07% y una demanda de 1,91 veces. En el caso de las letras a 18 meses, el importe ha sido de 3.909 millones de euros en letras a 18 meses con una rentabilidad del 3,335% y una demanda que ha superado en 3,98 veces la oferta.

En la anterior subasta del 17 de julio, el Tesoro adjudicó 3.560,8 millones de euros en letras a 12 y 18 meses con una notable rebaja del interés, de más de un punto porcentual en ambos casos, hasta el 3,99% y el 4,35%, respectivamente.

Desde la semana pasada, los rendimientos de la deuda soberana española han caído en picado por las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga para calmar el mercado, aunque para ello España tenga que pedir el rescate.

Por ejemplo, la rentabilidad del bono a 10 años ha bajado hasta el 6,2%, tras alcanzar a principios de agosto el 7,165% y cae casi un punto y medio sobre el máximo del 7,62 % del 24 de julio. Tras conocerse el resultado de la subasta, la prima de riesgo está en 469 puntos básicos y la rentabilidad del bono a diez años ronda el 6,18%. En plazos más cortos, también hay relajación. En el de dos años, el bono está en 3,4% al tiempo que en cinco años está en 5,02%.

La moderación de prima al entorno de los 470 puntos ante la proximidad de un posible rescate ha permitido al Tesoro superar esta prueba con cierto éxito, aunque la semana que viene el organismo tendrá que afrontar un nuevo examen con una subasta de letras a 3 y 6 meses.

El Gobierno ha asegurado que la subasta de letras celebrada este martes demuestra que la deuda española despierta interés entre los inversores, que valoran los esfuerzos del Gobierno para corregir los desequilibrios de la economía, especialmente en la consecución de los objetivos de déficit y el saneamiento del sector financiero.

Según el Ejecutivo, la consistencia de la demanda, que ha superado los 10.500 millones, y la rebaja de los intereses en ambos tipos de papel "ponen de manifiesto que la deuda española despierta interés entre los inversores", según recoge Ep.

Según el Gobierno, el Tesoro tiene ya cubiertas el 72,7% de las emisiones para todo el año en deuda a medio y largo plazo (85.900 millones) y el coste medio de la deuda del Estado al cierre de julio se ha situado en el 3,43%, por debajo del 3,90% con que se cerró 2011.