Pequeños Gigantes | LTK

El operador logístico de Airbus

El grupo vasco LTK, responsable de que todas las piezas del avión que se fabrica en Sevilla lleguen a tiempo a la líneademontaje,busca nuevos clientes en otros sectores.

El operador logístico de Airbus
El operador logístico de Airbus

Desde que en 2006 ganó un contrato para almacenar y distribuir las piezas del avión de transporte militar A-400M que Airbus ensambla en Sevilla, LTK es conocida en la industria aeronáutica como el operador logístico del grupo paneuropeo. Pero eso solo ya no le basta. Ahora también quiere que se le pueda asociar con parques eólicos, hospitales, bancos, hoteles e incluso, ¿por qué no?, portales de comercio electrónico.

El objetivo es diversificar el negocio. "Es de manual", dice Jesús Aznar, director general de la empresa. "Aunque tenemos firmados contratos a largo plazo con multinacionales como Airbus y Eurocopter, no podemos estar posicionados solo en un sector de 35 clientes susceptibles de externalizar su logística", explica.

LTK fue fundada en 2002 por el grupo vasco Alcor, fabricante de estructuras para CASA, Airbus y Embraer. Inicialmente, la subsidiaria fue creada para ocuparse de los aspectos logísticos de la matriz, ya que en ese momento no existía en España ninguna empresa especializada en almacenamiento y distribución de piezas de avión. Pero al poco tiempo, Airbus decidió externalizar la logística del A-380 -el avión comercial más grande del mundo- que construye en Cádiz y encargársela a LTK. Posteriormente, en 2004, llegó el contrato del A-400M y en 2007, el de la fábrica de Eurocopter en Albacete.

Al principio LTK se limitaba a recibir, almacenar y trasladar las piezas a las factorías, pero poco a poco ha ido evolucionando y abarcando aspectos cada vez más complejos. Ahora también se encarga de controlar la calidad de los componentes, gestionar las existencias en tiempo real, planificar los suministros, elaborar los paquetes de piezas que deben ser enviados a cada sección, así como de hacer pedidos a los proveedores y seguimiento a los despachos para asegurarse de que las piezas lleguen en tiempo y forma a las cadenas de montaje.

"Nos hemos ido integrando a los sistemas de aprovisionamiento y distribución del cliente, lo que nos ha permitido conocer a fondo todos los procedimientos del fabricante y ocuparnos de temas, como el control técnico de las piezas, que antes eran competencia exclusiva de este", explica Aznar.

Actualmente el grupo tiene plataformas propias en Vitoria, Madrid, Toledo, Albacete, Sevilla y Cádiz, que suman una superficie total de almacenamiento de 65.000 metros cuadrados, y una plantilla de 298 trabajadores. La empresa se ha especializado tanto que ahora también asesora a los fabricantes en la mejora de sus procedimientos logísticos. En ese sentido, una consulta que se había vuelto habitual en los últimos años era cómo podía reducirse la gran cantidad de papeleo que se producía cada vez que se ordenaba una pieza. Ante esta nueva necesidad, en junio de 2011 el grupo creó LTK Services, una filial especializada en gestión documental. "Nos encargamos de que todos los papeles sean escaneados y estén disponibles para el cliente en el momento que lo necesite".

Gracias a esta diversificación, en un sector que ha sufrido menos la crisis que otros, la facturación de la empresa ha crecido de manera constante en los últimos tres años, desde los 9 millones de euros de 2009 hasta los 12,6 del año pasado. El grupo espera cerrar este ejercicio entre los 16 y 17 millones de euros, lo que supondrá un aumento del 35%.

La compañía está concentrada ahora en diversificar su cartera de clientes. "En el caso de la gestión documental pensamos que podemos prestar servicios a banca, turismo y el sector público. En el caso de la logística, estamos buscando nuevos mercados en renovables, automoción y no descartamos alimentación, ya que algunos de nuestros gerentes proceden de este sector. También estamos investigando muy seriamente la logística del comercio electrónico".

Después de todo, si son capaces de entregar a tiempo una pieza de avión, no deberían tener problemas en entregar flores o bombones.

Portugal y Francia, el próximo paso

Para los próximos cinco años, LTK ha preparado un plan de negocio con el que prevé multiplicar por dos su cifra de negocio. "En 2017 esperamos facturar entre 32 y 33 millones de euros y contar con una plantilla de entre 400 y 500 personas", precisa Jesús Aznar, director general del grupo.

Este plan se sustenta en la diversificación de la cartera de clientes, actualmente concentrada en fabricantes de aviones y helicópteros, pero también en la instalación de plataformas logísticas en otros países. "Tenemos un proyecto de internacionalización importante que empezará el próximo año en Portugal y continuará en Francia".

La primera fase de este proyecto supondrá una inversión de entre tres y cuatro millones de euros en los próximos tres años, a los que en la segunda fase (2006-2012) se añadirán otros diez millones, aunque Aznar reconoce que va a depender mucho de la voluntad de los clientes y la coyuntura internacional.

El directivo explica que han escogido Portugal y Francia para empezar la internacionalización de sus operaciones por su cercanía geográfica y la existencia de un mayor número de acuerdos bilaterales entre proveedores españoles y fabricantes aeronáuticos de ambos países.

En cuanto a la importancia que el grupo da a la I+D+i, destaca que cada dos años invierten entre medio y un millón de euros a la mejora de sus sistemas informáticos, claves para el seguimiento de las piezas.

Datos básicos

- ESTRUCTURA: LTK es una empresa del grupo de origen vasco Alcor y está organizada en tres divisiones: LTK 400 (creada en 2006), dedicada exclusivamente al A-400M de Airbus; LTK Industrial (la compañía inicial creada en 2002), que presta servicios logísticos a todos los demás clientes del grupo, y LTK Services (junio de 2011), especializada en gestión documental.

-FACTURACIâN: En los últimos tres años, los ingresos del grupo han evolucionado de manera positiva: 9 millones de euros en 2009, 9,5 millones en 2010 y 12,6 en 2011. Este año prevé facturar entre 16 y 17 millones de euros, lo que supondrá un crecimiento anual del 35%.

- PLANTILLA: De los seis empleados con que el grupo empezó en 2002, ha pasado a disponer de 298 entre las tres compañías. El 20% de ellos son ingenieros aeronáuticos e industriales. Los operarios dominan sistemas informáticos y hablan inglés, el idioma del sector.