Garantiza que las afecciones crónicas o urgentes serán atendidas

El PP censura la "demagogia" de las autonomías que mantienen la asistencia a inmigrantes

El vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha censurado a las comunidades que mantendrán la asistencia a los inmigrantes sin papeles su "demagogia" y ha garantizado que con las medidas del Gobierno "ninguna situación ni crónica ni urgente dejará de ser atendida".

Andalucía, País Vasco, Asturias, Cataluña y Canarias han dicho que continuaran ofreciendo la asistencia sanitaria a los inmigrantes sin papeles, en tanto que las autonomías gobernadas por el PP han afirmado que aplicarán la ley, si bien algunas se muestran cautas y estudian cómo atenderlos a través de convenios.

En una entrevista con la Agencia Efe, el dirigente del PP ha rechazado la decisión de esas cinco autonomías no gobernadas por los populares, cuya actitud ha calificado de "irresponsable, demagógica y sin un sinsentido".

"Las comunidades que están diciendo que no tienen dinero para atender a sus discapacitados o para atender a los mayores dicen al mismo tiempo que no están dispuestos a adoptar la decisión del Gobierno de que a los inmigrantes irregulares cuando sean atendidos se les gire la factura a sus países de origen sobre la prestación sanitaria que reciben", ha dicho.

Carlos Floriano ha garantizado que con la decisión adoptada por el Gobierno de Mariano Rajoy "ninguna situación ni crónica ni urgente va a dejar de ser atendida" y que "a los niños no les faltará atención".

"Esa es la verdad, pero cada país tiene que asumir las responsabilidad de esto y cada país tiene que asumir las prestaciones a las que sus ciudadanos tienen acceso", ha esgrimido.

El vicesecretario del PP ha sostenido que los países de origen de los inmigrantes tienen que "pagar como nosotros pagamos por nuestros nacionales que están fuera" y ha añadido que se trata "de lanzar un mensaje claro de que aquí no se puede venir sin ninguna obligación derivada de la permanencia en nuestro país".

Ha recalcado que por "humanidad hay que atender a la gente y nadie se va a quedar tirado".

Lo que propone el Gobierno, ha insistido, es "mejorar el sistema sanitario" y no significa que el sistema deje de ser universal.

Carlos Floriano ha sido especialmente crítico con el PSOE por el rechazo de sus comunidades y por su "crueldad" al "utilizar" a los más desfavorecidos y "meterles miedo para desgastar" al Gobierno.

El dirigente popular se ha referido también al copago farmacéutico, medida de la que ha dicho que hace "más justo" el sistema porque antes "no se pagaba en función de renta sino en función de la edad", y ha añadido que, pese a esto, "hay (por el PSOE) quien mete miedo con una medida que es un avance".