Energía

El sector del gas cuestiona a Industria por el 'céntimo verde'

Malestar en las empresas gasistas por la filtración de Industria de que aplicará un céntimo verde al sector y no a las gasolinas. Recuerdan que el precio del gas ha subido más de un 51% desde 2004.

Empresas del sector del gas natural expresaron ayer su malestar con la decisión del Ministerio de Industria de aplicar un céntimo verde al sector para destinar su recaudación a reducir el déficit de tarifa del sector eléctrico.

Lo que peor ha sentado a las empresas es el anuncio del Ejecutivo de que, finalmente, el recargo se aplicará exclusivamente al gas natural y que los hidrocarburos quedarán excluidos. "A las gasolinas no se les aplicará el céntimo verde por otras razones pero, desde luego, no por las que dice Industria", explicaron en fuentes del sector.

Para las gasistas, los mismos argumentos que aplica el departamento que dirige José Manuel Soria para no gravar a los hidrocarburos sirven, "perfectamente", para el gas natural.

El Gobierno parece haber aceptado las tesis de las petroleras, que advirtieron en su momento que el aumento de la presión fiscal sobre los combustibles está teniendo efectos negativos sobre el consumo y un impacto al alza en los precios que repercute sobre los consumidores, ya sean particulares o empresas.

Subida de precios

Desde el sector del gas recuerdan que, desde 2004 y hasta principios de 2012, el precio del gas para consumidores domésticos en España ha subido un 51%, tomando como referencia un consumidor medio de 9.000 kilovatios hora y sin incluir impuestos.

El porcentaje es mayor en la actualidad, ya que estos cálculos no incluyen la subida media de la tarifa del gas del 2,26% aprobada en julio, ni el alza del IVA de 2011 (del 16% al 18%) ni la que se aplicará en septiembre (del 18% al 21%).

Solo en 2011, la tarifa de último recurso se incrementó en un 5,6% en la parte fija y un 17,8% en la variable (consumo), según el último informe elaborado por la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Asimismo, y debido a la crisis, la demanda de gas natural sigue cayendo según pasan los meses. Solo en 2011, el consumo cayó un 7%. En la primera mitad de este año, el retroceso es del 1,8%.

La caída de consumo en el caso de los ciclos combinados (que también pueden verse afectados por una tasa general a la producción eléctrica) es todavía mayor: un 24% hasta julio. La producción con ciclos de Iberdrola cayó un 67,8%; la de Endesa un 33,3%; y la de Gas Natural, un 9,2%.