Pedirá una prórroga en el ajuste de 11.500 millones

Grecia quiere dos años más para cumplir con los requisitos del plan de ajuste

El Gobierno griego pedirá a los socios europeos dos años de margen para poder aplicar los recortes de gasto público por 11.500 millones de euros solicitados, según Financial Times. El Ejecutivo de Samaras quiere dos años más para aplicar el plan de ajuste negociado con la troika, que culminaba en 2014.

Carteles electorales del partido Syriza en Atenas
Carteles electorales del partido Syriza en Atenas

Grecia quiere solicitar dos años más para cumplir con los requisitos del último plan de ajuste acordado con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), informa hoy el diario británico Financial Times (FT).

El primer ministro griego, Antonio Samaras, planteará la próxima semana los detalles de su propuesta a la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín y al presidente de Francia, Francois Hollande, en París, de acuerdo a un documento al que tuvo acceso este rotativo.

Grecia atraviesa actualmente dificultades para cumplir con las expectativas de sus socios europeos que están destinadas a recortar otros 11.500 millones de euros del gasto público de ese país.

Según el citado documento, Grecia quiere que el plazo de tiempo determinado para que pueda llevar a cabo los recortes, cuyo objetivo es rebajar la deuda, se prolongue dos años más, desde 2014, la fecha acordada, hasta 2016.

La posibilidad de que Grecia no cumpla los ajustes exigidos por Europa amenaza de nuevo con provocar una tormenta en la zona euro, si bien el mercado cada vez está más acostumbrado a éstas. El fin de semana, el ministro de finanzas de Baviera, de la CSU aliada de Angela Merkel, propugnó la salida de Grecia del euro si no cumple los compromisos.

No obstante, hoy mismo el ministro de economía, el liberal Philip Roesler, ha alertado contra el populismo en el debate sobre el futuro del euro, y ha reafirmado el compromiso de su partido, el FDP, también aliado de Angela Merkel, con la integración europea.

En este contexto, el Gobierno griego colocó el martes 4.063 millones de euros en Letras del Tesoro con un vencimiento a tres meses a un interés del 4,43 %, ligeramente superior al 4,28 % ofrecido en julio.

Esa emisión extraordinaria está destinada a financiar el 20 de agosto un vencimiento de deuda de 3.200 millones en manos del Banco Central Europeo (BCE).

Los intentos del Gobierno griego de lograr un aplazamiento del reembolso de esa deuda o un adelanto de un nuevo tramo de 31.000 millones del segundo paquete de rescate han sido rechazados por sus socios europeos.

El FT también indica que la paciencia de los prestamistas de la zona euro se está agotando y alerta de que otra hipotética confrontación entre Atenas y Berlín podría desestabilizar aún más los mercados financieros.

Algunos funcionarios alemanes han descartado ya la concesión de más préstamos a Grecia y un creciente número de políticos germanos contempla ahora abiertamente la posibilidad de una salida de Grecia de la eurozona, añade el rotativo.

En declaraciones al Financial Times, Iannis Mourmouras, el asesor jefe de economía del primer ministro griego, consideró "justificada" una extensión del plazo dada la situación griega e indicó que "la reducción del déficit exigida para el periodo 2013-2014 es excesiva".