Sube tres décimas en julio

Los medicamentos incrementan la inflación hasta el 2,2%

La inflación interanual aumentó tres décimas en julio y se situó en el 2,2 %, debido especialmente al incremento de los medicamentos y otros productos farmacéuticos, según ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Clientes comprando medicamentos en una farmacia
Clientes comprando medicamentos en una farmacia

Los grandes responsables de esta subida son los medicamentos. Según las estimaciones del INE, el coste de los medicamentos presentes en la cesta de la compra ha crecido un 36% en un mes y han registrado una tasa anual del 6,6%.

Esta subida tiene un doble motivo. Por un lado la entrada en vigor en julio de copago farmacéutico. Una de las medidas de ajuste del Gobierno para intentar alcanzar los objetivos de déficit marcados por Bruselas. Se trata de un sistema de pago en función de la renta que obliga a los españoles a desembolsar más dinero por los medicamentos con un tope mensual de 8, 16 o 60 euros. Por otro, la decisión del Gobierno de retirar a más de 400 medicamentos la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Estas nuevas medidas del Gobierno suponen un cambio sustancial a la hora de contabilizar los precios de la cesta de la compra, ya que antes la proporción subvencionada de los medicamentos no computaba dentro del IPC.

En la influencia en la tasa anual del IPC, los medicamentos son los responsables de la subida en su totalidad. Las tres décimas de crecimiento anual corresponden con el incremento de los medicamentos. Le sigue el transporte, una décima, debido principalmente al aumento del precio de la gasolina; y vivienda, a causa de la subida también del coste de la electricidad. Al otro lado de la balanza se encuentra, por ejemplo, los productos de vestido y calzado, con una fuerte caída del 12,8% que recoge el comportamiento habitual de los precios en la temporada de rebajas y que repercute un 0,9% al IPC general.

La variación del IPC respecto a junio, fue sin embargo de dos décimas a la baja, mientras que la inflación subyacente -que excluye la variación de los precios de los alimentos frescos y la energía- incrementó su tasa anual una décima, hasta el 1,4 %. Contando la evolución durante el año, la inflación subyacente registra una tasa negativa del 0,5%, producto de la contracción de la demanda.

Cataluña lidera la subidas por comunidades autónomas con una tasa anual de IPC del 2,6%. La razón es la entrada en vigor junto al citado copago farmacéutico, de una medida complementaria decretada por la Generalitat: el pago de un euro por receta.

País Vasco, por el contrario, apenas varía y se mantiene en un 1,9%, debido a que en esta comunidad la implementación del copago se ha retrasado hasta agosto.

También registran subidas Canarias, con una variación del 2,1%, más de un punto superior a la del mes anterior, y Navarra, que incrementa su tasa anual en cinco décimas hasta el 2,5%. Cataluña presenta la mayor tasa anual de IPC (2,6%), mientras que Melilla se sitúa a la cola, con un 1,5%.

Asimismo, el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) se situó en el 2,2 %, cuatro décimas más que en junio.