Aplaude la disponibilidad de Draghi

Olli Rehn advierte de "condiciones estrictas" a los países que soliciten rescate

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, advirtió hoy de que los Estados de la zona del euro en dificultades que soliciten recurrir a los fondos de rescate europeos para comprar deuda soberana estarán sujetos a "estrictas condiciones".

"Estos instrumentos, que permiten la intervención en los mercados de deuda cuando sea necesario, deben seguir la petición de un Estado miembro", aseguró Rehn en una columna publicada en el diario The Wall Street Journal, titulada "Cómo construimos la Unión Monetaria Europea 2.0".

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios indicó que esas exigencias se marcarán "a través de los procesos políticos establecidos entre líderes nacionales y a nivel europeo", al tiempo que señaló que la CE está "lista para llevar a cabo la supervisión de las condiciones estrictas y efectivas" requeridas.

Defendió que "para garantizar que esas intervenciones ayuden a rebajar las primas de riesgo de forma duradera, estarán disponibles solo para Estados que apliquen buenas políticas presupuestarias, adopten reformas estructurales a favor del crecimiento y el empleo y respondan a desequilibrios macroeconómicos".

Rehn aplaudió la disponibilidad del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, a considerar "mayores medidas no convencionales" para resolver la crisis en la zona del euro, mientras que subrayó que dicha institución seguirá siendo "un ancla para la estabilidad.

"Europa está comprometida a crear una unión económica auténtica para complementar y reforzar nuestra unión monetaria existente", defendió el vicepresidente de la CE, quien avanzó que "una hoja de ruta" para alcanzar ese objetivo se presentará "a finales de año". También adelantó que el fondo de rescate permanente estará operativo "pronto".

Al referirse a la idea de los eurobonos, Rehn dijo que deberá tener "principio rector" una "mutualización adicional del riesgo económico", que requerirá al mismo tiempo "profundizar en la integración del proceso de toma de decisiones", algo que "no será fácil de traducir en acciones concretas", según reconoció.

"La crisis de deuda soberana ha subrayado la necesidad y creado las condiciones para que Europa reconstruya y refuerce su unión monetaria y económica. Así la zona euro continuará desafiando a sus detractores", dijo el comisario europeo en el texto que publica el rotativo neoyorquino.

Tras reconocer que la zona euro está "en un momento decisivo, no sólo en su crisis de deuda, que dura tres años, sino en sus trece años de historia", Rehn aseguró que en los últimos dos años se han logrado "avances importantes", y citó como ejemplo los casos del rescate de Irlanda y Portugal, e incluso de Grecia, que "ha conseguido más de lo que normalmente se reconoce".

Sobre España, defendió las medidas adoptadas por el Gobierno español "para crear unos mercados de productos y servicios más competitivos, reformar las leyes laborales que han frenado la creación de empleo y devolver la estabilidad a las finanzas públicas".

Además, señaló que el rescate bancario pactado por el Eurogrupo para España debe dar lugar a "bancos reestructurados y recapitalizados, que sean regulados de manera efectiva y supervisados con rigor".

Rehn también recordó en su artículo que Estados Unidos y la Unión Europea están "juntos en esto", por lo que animó a que, "en lugar de culparse" mutuamente, a trabajar "a ambos lados del Atlántico para aprender las lecciones del pasado y garantizar que salgamos más fuertes de la crisis actual".