Su beneficio se redujo hasta 63,3 millones

Mango gana un 38% menos debido a las inversiones por su expansión internacional

Mango recortó un 38,5% su beneficio neto durante el ejercicio 2011, situándolo en 63,3 millones de euros. La compañía presidida por Isak Andic asegura que este desplome está más relacionado con su estrategia de expansión internacional que con la caída del consumo. Mango logra alrededor del 84% de su facturación fuera de España

El grupo ya asumió el pasado septiembre que el resultado neto de 2011 sería inferior al de otros ejercicios debido "a la gran expansión realizada en los últimos dos años en tiendas tipo corner, algo que ha requerido una fase de aprendizaje por parte de Mango para poder vender con mayor eficacia y con incrementos de margen", según señalaba entonces Enric Casi, su director general.

En concreto, durante el pasado año Mango abrió 644 puntos de venta: ocho en España y 636 en el extranjero, especialmente en EE UU a través de la alianza que mantiene con la cadena JC Penney.

En cuanto al beneficio antes de impuestos, este se ha reducido prácticamente a la mitad, desde los 112,9 millones que logró en 2010, hasta los 64,8 millones con que cerró el pasado ejercicio.

En total, su plantilla alcanzó los 11.000 empleados y su red de tiendas los 2.500 establecimientos en 108 países.