Suspendida la adjudicación del servicio aéreo de salvamento marítimo

EADS e Inaer se enfrentan ante Hacienda por un contrato millonario

EADS no podrá disfrutar todavía del contrato de 160 millones que le adjudicó Sasemar para prestar el servicio aéreo de salvamento marítimo. Inaer, la empresa que realizaba esta tarea desde hace 30 años, ha recurrido ante Hacienda y el contrato ha quedado en suspenso.

EADS e Inaer se enfrentan ante Hacienda por un contrato millonario
EADS e Inaer se enfrentan ante Hacienda por un contrato millonario

El nuevo contrato para la prestación del servicio aéreo de salvamento marítimo, que tendría que entrar en vigor el próximo día 17, ha quedado suspendido. El concurso abierto por Sasemar (dependiente del Ministerio de Fomento) se lo adjudicó EADS a finales de julio, arrebatándoselo a Inaer, que venía realizando esta actividad desde el año 1990. Y lo hizo por solo tres décimas en la evaluación final.

El estrecho margen ha llevado a Inaer a recurrir la adjudicación ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La empresa argumenta que existen "defectos" en la oferta de EADS y que se ha incumplido el pliego de condiciones del concurso, explicaron a este diario fuentes de Inaer.

Desde Salvamento Marítimo no quisieron hacer ningún comentario sobre el proceso y se limitaron a confirmar que el servicio lo seguirá prestando Inaer hasta que se resuelva el recurso.

AIRBUS GROUP 105,42 -1,46%

Por su parte, en EADS trataron de dejar claro que "están comprometidos y pondrán todos los medios para ofrecer un servicio de alta calidad en contratos tan críticos como el de Sasemar, que implica una operatividad de 24 horas al día y 365 días al año".

En juego está un contrato de cuatro años (ampliable a seis), a razón de 40 millones de euros por ejercicio, para atender el servicio aéreo de salvamento marítimo, lo que supone gestionar la flota de helicópteros y aviones de Sasemar en las bases distribuidas por toda España, ofrecer nuevos aparatos cuando sean necesarios, encargarse de su mantenimiento e incluir el personal especializado (pilotos, rescatadores, mecánicos) y su formación.

Resolución polémica

Según la resolución del concurso, a la que tuvo acceso CincoDías, se concluye que en los apartados con una valoración subjetiva gana Inaer (19,08 puntos frente a 18,11 de su rival), mientras que en los aspectos que se cuantifican de manera automática lo hace EADS (30,48 puntos frente a 29,19).

El expediente desvela aspectos llamativos. Los evaluadores, por ejemplo, consideran que la oferta de Inaer no garantiza la operatividad de las bases en determinados casos al ofrecer unos turnos de trabajo largos (24 horas) con un personal de vuelo muy ajustado.

También es sorprendente la gran diferencia de precios ofertados que, dependiendo del tipo de avión o helicóptero, pueden llegar a ser el triple o el cuádruple por hora de vuelo en función de la empresa seleccionada.

En el caso de EADS resulta todavía más llamativo que, siendo la oferta ganadora, el órgano de contratación de Sasemar admita que la compañía no incluyó en la documentación aportada el certificado de operador aéreo por lo que se ha considerado "que carece del mismo".

La adjudicación a EADS ha llevado al sindicato de pilotos Sepla a denunciar "serias irregularidades" en cuanto a las licencias que necesita la empresa.

Las cifras

160 millones de euros es el importe al que asciende el contrato de Sasemar por cuatro años. Se puede ampliar otros dos por 80 millones más.

275 trabajadores son los que actualmente prestan el servicio con Inaer.