Las ventas al exterior en julio aumentaron solo el 1% frente al 11,3% de junio

La economía china se enfría por el frenazo de las exportaciones a la eurozona y EE UU

El enfriamiento de la economía mundial se extiende a China. Las exportaciones experimentaron en julio un crecimiento interanual del 1%, muy por debajo de la expansión del 11,3% registrada en junio y que supone el peor dato de ventas al exterior desde enero. El motivo es el deterioro de las economías de la zona euro y EE UU, principales clientes del gigante asiático, informó la Administración General de Aduanas de China. De hecho, los expertos consultados por el Banco Central Europeo han revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento de la zona del euro para este año y prevén una contracción del 0,3%, frente al 0,2% pronosticado en mayo.

Las exportaciones chinas con destino a la Unión Europea registraron el mes pasado una caída del 16,2%, mientras que el crecimiento de las ventas a EE UU se frenó al 0,6%, diez puntos por debajo del dato de junio.

Las compras de China al exterior registraron en julio un incremento interanual del 4,7%, por debajo del 6,3% del mes anterior y que supone el dato más débil de las importaciones desde abril. De este modo, el superávit comercial chino se redujo en julio un 16,8% interanual, hasta 25.150 millones de dólares (20.282 millones de euros). En el conjunto de los siete primeros meses de 2012, el saldo positivo de la balanza comercial china sumaba 94.100 millones de dólares (75.887 millones de euros).

Estas cifras sitúan a China en riesgo de no poder cumplir con su objetivo de un incremento de las exportaciones para este año de un 10%. La segunda economía del mundo mantiene aún la confianza en lograr esta meta, según Gao Hucheng, el viceministro chino de Comercio.