Plan de reestructuración

Sharp recortará 5.000 empleos, sus primeros despidos en 62 años

El fabricante japonés de electrónica Sharp anunció ayer que va a despedir a 5.000 trabajadores (el 9% de su plantilla) en todo el mundo de aquí a marzo de 2013 como parte de su plan de reestructuración para enderezar su rendimiento. Los despidos, los primeros en 60 años, llegan después de que la multinacional multiplicara por ocho sus previsiones de pérdidas netas para el conjunto del ejercicio 2012-2013, hasta los 2.500 millones de euros.

Sharp achacó los malos resultados a "unas condiciones de mercado más complicadas que las estimaciones iniciales, con un fuerte riesgo de ralentización de la economía en EE UU y Europa, a la débil demanda interna en Japón y a los costes de reestructuración".

La compañía, que ha visto caer su negocio de pantallas LCD, ha registrado en el primer trimestre de su actual ejercicio fiscal una pérdida neta de 138.400 millones de yenes (1.439 millones de euros), un 181% más que los 512 millones de euros que ganó en el mismo periodo del año anterior.

Las ventas netas de Sharp alcanzaron en el trimestre los 458.640 millones de yenes (4.768 millones de euros), un 28,4% menos en comparación con el mismo trimestre de su anterior ejercicio fiscal.

El recorte de empleados de la compañía, incluirá jubilaciones anticipadas y obligatorias y salidas voluntarias, y reducirá el número de trabajadores desde los 56.756 que tenía a finales de marzo de 2012 a unos 51.700 un año después. Este plan de reducción de plantilla forma parte de un programa de la compañía para reducir sus costes fijos en 1.040 millones de euros, de los que 416 millones corresponderán a costes laborales.